CIUDAD DE MÉXICO, 30 de septiembre de 2019.- El titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer Varela, denunció que se han proporcionado fondos financieros a estados y municipios, así como a legisladores, destinados a obras y equipos sin ninguna planeación, mismos que han sido susceptibles a la corrupción. 

El financiamiento para los servicios estatales de salud proviene del Ramo 33 Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), establecido con la descentralización de las transferencias del Seguro Popular de sus diferentes fondos.

Sobre dicho arreglo financiero, el funcionario federal reveló que ha abierto grandes espacios de mal manejo, corrupción, tanto en compra de medicamentos, insumos, equipo y obras, la cual está documentado sistemáticamente no solo por la Secretaría de Salud, sino por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Con métodos pocos transparentes de regularización y contratación del personal de este sector, el titular de Salud señaló que han generado una situación caótica y conflictiva en los sistemas estatales de salud.

“El IMSS vio mermado sus ingresos al sustituir la cuota patronal proporcional, por una cuota fija a pesar de que la aportación de los estados se incrementó del cinco al 30 por ciento del total de sus ingresos”, indicó el funcionario federal.

Ante los senadores integrantes de la Comisión que preside el senador de Morena, Miguel Ángel Navarro Quintero, el Secretario de Salud admitió que los accesos a los servicios requeridos se ha visto limitado por varias razones, además no se han ampliado los recursos humanos ni materiales para satisfacer el crecimiento de la demanda.

Y en ninguno de los subsistemas públicos de los servicios con el resultado de una sobrecarga serie en los servicios que redundan en tiempos de esperas prolongados y en poca posibilidad de intercambiar servicios entre las instituciones públicas.

La nota completa aquí.