ACAPULCO, Gro., 11 de mayo de 2018.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) consideró que los tres órdenes de gobierno no pueden eludir el clima de violencia e inseguridad que se vive en Guerrero, que ha causado homicidios, desapariciones y desplazamientos, ante lo cual llamó a “realizar acciones urgentes e inmediatas” para resolver esta problemática.

Al participar en el Foro Nacional en Chilapa para la Implementación de la Ley General de Desaparición Forzada de Personas, ante la Ley 701 del Estado de Guerrero, el primer visitador de la CNDH, Ismael Eslava Pérez detalló que dicha problemática se padece principalmente en Tierra Caliente, Acapulco, Chilapa, Chilpancingo e Iguala.

De acuerdo con un comunicado, Eslava Pérez se pronunció porque el problema se atienda de manera integral, ya que los esfuerzos para la atención de la violencia e inseguridad han sido insuficientes en la prevención, a lo que se suman “la corrupción y colusión de algunas autoridades con la delincuencia organizada, que deriva en la impunidad y falta de acceso a la justicia”, así como la falta de investigación de los delitos denunciados, irregularidades en las investigaciones ministeriales y falta de personal ministerial y pericial.

Subrayó que la búsqueda y localización de personas desaparecidas, así como la aplicación de la Ley General en esta materia son temas de la agenda de derechos humanos que deben atenderse de manera prioritaria y a los cuales se les deberá dar continuidad en las próximas administraciones federales y estatales.

En este sentido, afirmó que se requiere voluntad política de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, que los responsables de esos casos sean llevados ante la justicia y abatir los índices de impunidad.

Señaló que en todos los casos se debe conocer la verdad de los hechos y garantizar a las víctimas y a sus familiares el acceso a la justicia y a la reparación integral del daño. Además adelantó que prepara un Informe sobre la situación que prevalece en la violenta Chilapa.