ACAPULCO, Gro., 26 de abril de 2017.- El Comité Directivo Municipal del PRI en el puerto exigió la renuncia del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, por colocar a Acapulco como la segunda ciudad más violenta del mundo, según el estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal.

En un boletín de prensa, el presidente del Comité, Fermín Alvarado Arroyo recordó que de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de 2005 a 2015, cuando gobernó el PRD, hubo en Guerrero 16 mil 359 muertos.

Indicó que “esa inercia de violencia amarilla, podría estar vinculada con los asesinatos ocurridos contra tres políticos, de ese mismo partido, en los últimos meses”.

Insistió que la secretaria del CEN del PRD y ex candidata a la gubernatura de Guerrero, Beatriz Mojica Morga respira por la herida y que “tiene una enfermiza y rencorosa obsesión de descalificación”.

Señaló a los dirigentes del PRD como “los principales promotores del encono y la discordia; sin madurez, altura de miras, ni responsabilidad democrática y sí (con) mucho egoísmo”.

Asimismo, defendió que en Guerrero no hay un Estado fallido, ya que avanza con paso firme en la recuperación de la seguridad y la paz.

Alvarado Arroyo dijo que el gobernador Héctor Astudillo restituyó la normalidad democrática porque, afirmó, el Estado fallido se dio con el PRD.

Respaldó las acciones de diálogo y apertura democrática de Astudillo Flores, de quien dijo, ejerce un gobierno sereno, respetuoso, incluyente, que se esfuerza en recomponer “la gran descomposición heredada por 10 años de omisiones y complicidades de malos gobiernos del PRD”.

Agregó que el gobierno que encabeza el priísta trabaja y da resultados, porque construye infraestructura, se alienta del crecimiento económico, se generan empleos y se enfrenta a la delincuencia para restituir espacios de libertades y derechos a favor de los ciudadanos.