CIUDAD DE MÉXICO, 20 de noviembre de 2018.- De nueva cuenta, la bancada del PRI en el Senado de la República va contra la nueva consulta popular propuesta para los días 24 y 25 de noviembre por el gobierno entrante, por considerarla a modo y sin apegarse a la legalidad con el objetivo de dar certeza a la ciudadanía.

En conferencia la senadora y presidenta nacional del tricolor, Claudia Ruiz Massieu Salinas, afirmó que este ejercicio carece de legitimidad, no pueden ser vinculantes y son una simulación para evadir la responsabilidad que tiene cualquier gobierno de tomar decisiones complejas.

La priista señaló que a Carta Magna establece que México es una República representativa, democrática, laica y federal, e introduce algunos mecanismos de democracia participativa.

Tan es así, que refirió que fue el PRI en legislaturas pasadas quien impulsó el cambio en la Constitución para que las consultas fueran posibles.

“Fuimos nosotros que en 2014 impulsamos que se expidiera una Ley de Consulta Popular, pero una vez más vemos que el gobierno electo impulsa ejercicios supuestamente de consulta popular que no cumplen con ninguno de los requisitos legales y constitucionales establecidos”, expresó la líder del PRI.

Más información aquí.