CHILPANCINGO, Gro., 5 de septiembre del 2018.- Trabajadores docentes y administrativos de la secundaria Raymundo Abarca Alarcón de la capital, protestaron afuera de la residencia oficial Casa Guerrero para pedir la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores en la presunta imposición del subdirector César Gustavo Bello Sánchez, a quien señalan de no reunir los criterios evaluativos que marca la Ley del servicio profesional docentes.

Los manifestantes, que pertenecen a la sección D-II-21 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), denunciaron con pancartas y consignas que el profesor César Gustavo Bello fue impuesto por las autoridades educativas, sin tomar en cuenta a empleados con mayor antigüedad.

Los inconformes demandaron la destitución de Bello Sánchez, pues aseguraron que no es trabajador de la escuela y el Servicio Profesional Docente establece que los cargos directivos deben ser para el personal de cada escuela.

La protesta, que duró aproximadamente una hora, concluyó cuando a los sindicalizados fueron se les prometió que serían atendidos por personal de la oficina del gobernador.