ACAPULCO, Gro., 3 de noviembre 2016.- Miembros de la Cámara de la Industria de la Construcción y el Consejo Municipal Ciudadano denunciaron que el Ayuntamiento del puerto adeuda más de 50 millones de pesos a 51 empresas y acusaron falta de transparencia en materia de desarrollo urbano.

Los inconformes dieron una conferencia de prensa en las escalinatas del Palacio Municipal, la cual estuvo encabezada por el presidente del Consejo Municipal Ciudadano, José Ángel Nucico Casarrubias; el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en el estado (CMIC), Sergio Isaac Reyes Carbajal; el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas del Estado de Guerrero, Ernesto Melo; así como por el presidente de la Asociación de Empresas Constructoras de Guerrero, José Luis Cuevas.

Sergio Isaac Reyes denunció que no hay transparencia en la participación de empresas locales ya que sólo 129 de estas trabajan para el municipio, lo que corresponde al 38 por ciento y que equivale a 89 millones de pesos.

Mientras que 332 son empresas no afiliadas a la Cámara de la Construcción, lo que corresponde al el 62 por ciento y equivale a más de 200 millones de pesos.

“Muchas de ellas nacen y crecen en un nuevo gobierno”, dijo y dejó entrever que el Ayuntamiento está favoreciendo a un sector en su administración.

También dio a conocer que se adeudan más de 50 millones de pesos a 51 empresas constructoras por obras realizadas en los años 2011 y 2012, sin tener avances de los pagos en la actual administración.

“El día de hoy estamos aquí constructores, personal técnico, maquinarias, equipos, camiones de volteo; una parte del equipo que se tiene y que al día de hoy se encuentra parado por falta de trabajo”, indicó.

Por su parte, José Ángel Nucico señaló que las promesas realizadas por el alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre en materia de seguridad, servicios públicos, transparencia y economía local no se han cumplido a un año de su gobierno.

Además, dijo que no existe transparencia en los procesos de licitaciones y aseguró que en materia de obra pública, en el municipio hay empresas, contratistas, proveedores y trabajadores de otros estados.

Asimismo, aseguró que no existe una política regulatoria actualizada en materia de desarrollo urbano, lo que permite que los asentamientos irregulares vayan en ascenso.

Por lo anterior, piden la destitución del secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas municipal, Ignacio Villalba Bravo por no cumplir con su trabajo y no apegarse conforme a la ley, ya que han mandado oficios para que atienda el problema del desarrollo urbano del municipio sin tener respuesta alguna.