ACAPULCO, Gro., 10 de febrero de 2019.- Trabajadoras de instancias infantiles, padres de familia y niños marcharon por la avenida Costera del puerto para exigir al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y al gobierno federal que den marcha atrás al recorte presupuestal a este programa.

A las 16:30 horas unas 500 personas vestidas de blanco salieron del Asta Bandera y avanzaron hacia el parque de la Reina por dos de los tres carriles de la avenida, provocando caos vial en la zona.

Los manifestantes pidieron que continúe el funcionamiento de las estancias como estaba, ya que así han trabajado desde hace años y no han tenido problemas, y predijeron que con el recorte presupuestal perderán su operatividad, incluso señalaron que durante enero y lo que va de febrero han funcionado con sus propios recursos, los cuales fueron designados en el 2018.

En entrevista la maestra Laura Sánchez de la estancia infantil Sonrisas, ubicada en la colonia Jardín, informó que en Acapulco hay 68 guarderías y cada una necesita aproximadamente 50 mil pesos al mes, y que serían 10 mil niños y unos 500 trabajadores los afectados por el recorte,

Por otra parte, la encargada de la estancia infantil Nenes y Nenas, Catherine Brito Pardillo, afirmó que están de acuerdo con la propuesta de López Obrador de entregarle el recurso a los padres, pero pidió que sean los 950 pesos que ya se entregaban por cada niño al mes y no 800 pesos cada dos meses, como se propone ahora.

También aseguró que los encargados no pueden desviar recursos porque no tienen modo de entrar a los programas ni a las máquinas, además de que han trabajado con los diferentes partidos diferentes que han estado en el gobierno federal y nunca han tenido algún problema.

Los manifestantes concluyeron con un mitin en el parque de la Reina, donde acordaron continuar con su lucha y el rechazo a lo propuesto por el presidente de México.