ACAPULCO, Gro., 14 de octubre de 2019.- Trabajadores de la delegación de Servicios Educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez, cerraron la oficina del delegado Alejandro Shlimovitch Rodríguez, para exigir su renuncia tras acusarlo misógino, prepotente e incompetente para el cargo.

Desde las 9:00 de la mañana, unos 35 empleados de tres áreas diferentes colocaron cartulinas en la entrada y las ventanas, además de sillas, para no dejar que nadie entrara a las instalaciones ubicadas dentro del hotel Oviedo.

En entrevista, la trabajadora sindicalizada de la Jefatura de la Delegación de los Servicios Educativos, Deyanira Andrade, señaló que desde hace ocho meses que llegó, Alejandro Shlimovitch se ha dedicado a dividir a la dependencia, a hostigar al personal y amenazarlo; aseguró que fue enviado por el gobierno estatal con la instrucción de despedir a todo aquel que no trabaje frente a grupo.

“El señor no sabe de la trayectoria que tienen muchos de mis compañeros y su servidora, tenemos entre 20 y 25 años de servicio, así como experiencia laboral en otras oficinas y jefes de departamento y han tenido una experiencia laboral intachable, el señor se jacta de decir que a él lo enviaron autoridades muy altas, obviamente enviado del gobernador”, comentó.

La también terapeuta denunció que el delegado le ha hecho comentarios misóginos, como que las mujeres no sirven para ocupar puestos laborales, sólo para leer revistas de moda, así como que por ser muy bonitas, sólo están en los escritorios de adorno; aseguró además que le mandó abogados para divorciarla de su esposo.

El secretario general de la delegación DIII-20 de los Servicios Educativos, Gustavo Martínez Pérez indicó que además el delegado no cumple con los acuerdos y se niega a recibirlos.

En tanto el integrante de la Asociación de Padres de Familia, Rigoberto Gutiérrez Sotelo, refrendó el apoyo del grupo a los trabajadores, pues coincidió en que el funcionario es una persona altanera y grosera.