ACAPULCO, Gro., 21 de febrero de 2019.- Unos 30 vecinos de diversas colonias de la periferia del puerto protestaron afuera del Ayuntamiento, para exigir a la alcaldesa Adela Román Ocampo la reapertura de las gaseras clausuradas.

En entrevista, la vecina de la colonia Izazaga, Lidia Berenice Marqués García, indicó que antes de que cerraran las gaseras, invertían 100 pesos para cargar gas LP, más 16 pesos de pasaje; pero ahora tiene que buscar un taxi especial que cobra 150 pesos por llevarla hasta Paso Texca, pues los colectivos cobran 30 pesos, pero la dejan en la entrada y tiene que caminar hasta el establecimiento.

“No hubo planeación por parte del gobierno municipal, no estamos en desacuerdo que hagan las revisiones, al contrario, le agradecemos que se preocupe por la comunidad, pero también que vea eso, que nos afectó en la economía y sobre todo como amas de casa, porque tenemos que cargar el tanque y los niños, ahora tenemos que andar buscando hasta Paso Texca y es muy difícil”, comentó.

Sobre las acusaciones de que las gaseras son bombas de tiempo, pues están cerca casas y escuelas, dijo que entonces deberían reubicarlas, pero no cerrarlas.

Por otra parte, la afectada señaló que no le compran a las camionetas que circulan por las diferentes colonias ofreciendo tanques de gas, pues acusó que son ordeñados y no están en buenas condiciones, por lo que también pidió la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Por otra parte apuntó que se debe investigar y castigar a los funcionarios que permitieron la proliferación de las gaseras sin documentos y sin cumplir las normas.

Las colonias de donde provenían los vecinos son Sector 6, Narciso Mendoza, Izazaga, Sinaí y San Agustín, entre otras.