TLAPA, Gro., 13 de abril de 2014.- El comisario municipal de San Isidro Labrador, del municipio de Atlamajalcingo, Beatriz Ruíz Neri, solicitó al gobierno del estado autorizar tres placas para transportes públicos que ya fueron avalados por el pueblo pero negadas por Transporte, a cuyos funcionarios acusó de favorecer a un chofer que no tiene la aceptación de los pobladores.

Acompañado del secretario y comandante de policía de la localidad, perteneciente al municipio de Atlamajalcingo del Monte, el hombre ñuu savi informó que se trata del transportista Eudoxio Comonfort Guerrero, quien fue retenido por la Policía Comunitaria de Espino Blanco, adscrita a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC) por petición del pueblo.

Ruíz Neri señaló que pedirán en Espino Blanco que el hombre sea reeducado hasta que la Dirección de Transporte estatal les otorgue las tres placas para que circule transporte público a Tlapa, porque: “el hombre compró dos permisos sabiendo que había conflicto, no da servicio al pueblo y está protegido por Transporte”, reprochó.

El secretario de la comisaria recordó que dicha comunidad está adscrita a la Policía Comunitaria por lo que solicitaron su apoyo luego de que Comonfort Guerrero, nativo de la comunidad pero habitante de Tlapa, falsificó documentos y acusó a las autoridades de delitos infundados.

Las autoridades del poblado señalaron que, aunque Transporte les autorizó en el pasado tres permisos provisionales a la comisaría municipal con los cuales trabajaron un año, prometiéndoles además el emplacamiento, con la depuración más reciente les suspendieron los permisos y las placas nunca llegaron.

Por otra parte, indicó que un particular le vendió a Comonfort Guerrero dos permisos en conflicto, los cuales intentó hacer funcionar pero dando en Transporte papeles falsos con presuntas firmas del comisario municipal, hecho que reprobaron los pobladores firmando 264 personas el acuerdo de que sean sólo los tres vehículos autorizados por la comisaría los que proporcionen el traslado de los habitantes.

Las otras tres unidades, cuyos choferes están adheridos a la organización transportista Natrem, daban dinero a la comisaría para los gastos de sus usos y costumbres, contrario a Comonfort Guerrero, integrante de la agrupación Costa-Sureste que trabaja con placas de otra ruta y un taxi pirata sin dar algún apoyo a la comunidad, protestó Ruíz Neri.

El comisario municipal informó que, luego de una asamblea, se levantaron dos actas; una de acuerdos y otra de inconformidad, las cuales fueron llevadas al Congreso del Estado así como a Transporte, de cuyos burócratas se volvió a quejar: “Armando Portillo, Mario Torres, Juan Larequi, son solapadores de la corrupción”.