MORELIA Mich., 12 de septiembre de 2020.- Molestas y preocupadas, esposas de los policías lesionados en el enfrentamiento en Tiripetío piden justicia, que se investiguen los hechos y se castigue a los responsables, cobijados en el anonimato del normalista.

“Está muy golpeado, los ojos completamente morados, un hoyo en el  cráneo, posiblemente fractura y muchos golpes en la espalda y el pecho. Está grave”, diagnosticó una de ellas.

Dijo que detrás del policía hay un esposo que atiende hijas e hijos que les esperan, que también tienen que llevar el pan a la casa y que no es justo que los hagan ver cómo represores de quienes dicen defender sus derechos pisoteado los derechos de otros.

Griselda, narra que su esposo diario sale a exponer la vida, a defender a los ciudadanos, mientras en las redes a los efectivos los atacan y los acusan de represores.

Más información en Quadratín Michoacán.