ACAPULCO, Gro., 26 de junio de 2014.- El presidente de la Asociación de Joyeros y Plateros del Estado de Guerrero, Arturo Flores Mercado, denunció que la ola de violencia que impera en el estado sigue golpeando al sector.

 

Comentó que en lo que va del 2014, han asesinado a unos 15 empresarios que se dedican a la venta de oro y plata en el estado, principalmente en la región de Tierra Caliente.

 

En conferencia de prensa, dijo que el 65 por ciento de los negocios de este giro han cerrado sus puertas en Guerrero, debido a que no se les ha proporcionado garantías de seguridad.

 

Reprochó que los crímenes se cometan a plena luz del día y que las autoridades no hagan nada para frenar este clima de inseguridad. 

 

“Este sector ha sido uno de los más golpeados, teníamos en Arcelia alrededor de 20 compañeros con locales de venta de alhajas, de los cuales ya no queda ninguno”; comentó.

 

Dijo que en Ciudad Altamirano eran 80 comerciantes que expendían estos metales al público y ahora sólo quedan 30, quienes han preferido dedicarse al venta de bisutería, acero y chapa.

 

“Porque los han secuestrado, extorsionado y algunos hasta asesinado a plena luz del día, delante de la gente”, acusó.