ACAPULCO, Gro., 24 de octubre de 2016.- El fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, reveló investigan la extorsión como el móvil del asesinato de dos jóvenes trabajadores de una pastelería del puerto.

En conferencia de prensa del Grupo de Coordinación Guerrero, Olea Peláez lamentó la muerte de los estudiantes Adriana Venegas y Axel Roberto Domínguez Avilés.

Indicó que el local, que ya fue asegurado por la fiscalía, cuenta con cámaras de seguridad que podrían revelar el rostro de los homicidas pero que se debe esperar a que los dueños de la pastelería, que residen en Guadalajara, lleguen a Acapulco.

Por otra parte, el fiscal ofreció disculpas a la familia de la doctora del IMSS, Adela Rivas Obé, luego de que su ex esposo, Wilibaldo Rojas Arellano, declarara que era ofensivo que investigaran el caso como un crimen pasional y le pidiera que se retractara.

“Si existió algún mal entendido en cuanto a las investigaciones que hacíamos, sin embargo, afortunadamente una de las líneas de investigación fue la idónea”, dijo.