ACAPULCO, Gro., 13 de febrero de 2019.- El arzobispo de Acapulco Leopoldo González González dijo que todos los delitos deben de ser castigados, pero consideró como grave que sean personas ajenas a las autoridades las que apliquen estos castigos, por lo que llamó a los ciudadanos a denunciar.

Durante su participación como invitado a la sesión semanal del Grupo ACA, el religioso reconoció que es complejo el problema de la impunidad y el de la falta confianza de los ciudadanos en las autoridades, motivo por el que los delitos quedan en el aire.

“Se necesita la confianza en la autoridad que recibe la denuncia para presentarla, hay un número muy grande de crímenes que quedan impunes porque ni siquiera se denuncia, pero si no hay la confianza para acudir a denunciar, se está abriendo la puerta a la impunidad”, detalló.

Leopoldo González mencionó el perdón, pero aclaró que este no acompaña a la impunidad. “El perdón no se identifica con la impunidad, el perdón libera a la persona ofendida para poder seguir viviendo sin resentimiento y llena de amargura”, expresó.

Señaló que en estos días, la educación es tarea de todos los ciudadanos, y es por eso que la Iglesia católica contribuye a la construcción de la paz al inculcar valores a los niños y jóvenes.

“Hemos estado impulsando proyectos que tiene aquí la Arquidiócesis, dirigidos a niños y jóvenes para poner en ellos dinámicas de construcción de paz, sembradores de paz en niños y en los adolescentes, es un proyecto muy concreto, en eso hemos estado en la Iglesia pastoral, para que los papás con hijas puedan convivir en paz”, comentó.