LAZARO CARDENAS, Mich., 17 de noviembre de 2017.- Cerca de 40 efectivos de la Policía Federal (PF) fueron echados a la calle por los directivos de la empresa Arrendadora Gala, dueños del Hotel Zirahuén, ya que la Federación les adeuda varios miles de pesos por concepto de hospedaje y servicios de los elementos policiales.

Los agentes federales fueron desalojados de las habitaciones que ocupaban desde hace seis meses en dicho hotel, ubicado sobre la avenida Constitución de 1817 en la colonia Centro de esta ciudad.

Los uniformados, quienes están destacamentados en este puerto para cualquier situación donde se requiera el apoyo, fueron notificados del desalojo de las habitaciones que ocupaban, ya que la empresa contratada por el Gobierno federal para alquilar las habitaciones a nivel nacional les adeuda a la Arrendadora Gala varios miles de pesos por concepto de hospedaje y servicio.

La nota en Quadratín Michoacán.