¿Usted sabe que es el cáncer?

Las redes sociales han transformado al mundo. Las noticias de lugares tan alejados como Australia, solo por ejemplificar con la lejanía, nos llegan casi instantáneamente. Estas redes, ponen en nuestro celular todo tipo de informaciones, al momento.

El cáncer es la enfermedad de nuestros tiempos y pese a los grandes avances de la humanidad, la enfermedad maligna continúa matando mucha gente, particularmente en países como el nuestro. Sin embargo, esta enfermedad aún es casi desconocida para el grueso de la población que con frecuencia y en muchas ocasiones a través de dichas redes sociales cae en manos de charlatanes, sujetos sin escrúpulos que se aprovechan de la ignorancia para sacar dinero, aún a costa de la vida de los enfermos.

Ante esta realidad, entrevistamos al cirujano oncólogo, Marco Antonio Terán Porcayo.

Dr. Marco Antonio Terán Porcayo, cirujano oncólogo.

Esta es la entrevista:

Primero agradecerte Enrique, esta entrevista que me da la oportunidad para informar a la audiencia de Quadratín Guerrero, sobre estas realidades oncológicas que día a día se están presentando en nuestro país y a nivel mundial.

Efectivamente, el cáncer no es una enfermedad, son muchas enfermedades. Es tan diferente hablar de cáncer como si habláramos de tuberculosis, diabetes, diarrea o un problema cardiaco. O sea, las enfermedades del cáncer son múltiples, cuántas células vivas tenemos y hay más de 250 tipos de células en general de nuestro cuerpo, además de muchas variantes y cada célula es susceptible de padecer diferentes tipos de neoplasias, de tal forma que el cáncer es un grupo muy heterogéneo de enfermedades que tienen causas diferentes, tienen conductas diferentes y que también tienen tratamientos totalmente diferentes.

Hemos tenido grandes desarrollos en algunas patologías de cáncer, hemos logrado altas tasas de curación con la medicina actual, con la medicina moderna o personalizada cómo le llamamos ahora, donde los porcentajes de curación son sumamente altos: arriba del 90%; pero también existen cánceres que no son curables hoy por hoy, de tal forma que es una entidad sumamente compleja y qué es un campo fértil para sorprender a la población con manejos alternativos, con medicinas milagrosas y muchas cosas que sabemos están lejos de la realidad.

¿QUÉ HACER ANTE ESTO?

Cada diferente tipo de célula de nuestro cuerpo, puede padecer diversas formas de cáncer.

Hay cosas que la población puede hacer o puede recurrir de manera científica y comprobada, como son las medidas de prevención primaria y medidas de prevención secundaria, ¿a qué me refiero?, a que del 100 por ciento de los casos de cáncer que conocemos, de todos los tipos diferentes de cáncer, solo podemos incidir en la prevención de un 30 por ciento de ellos, o sea el 60 por ciento no están bajo la influencia de medidas preventivas: Tales medidas son: dejar de fumar, mantener un peso saludable, hacer ejercicio, no exponerse a radiación ultravioleta, a ciertas sustancias químicas, etcétera. Sabemos cosas, que la mujer por ejemplo puede hacer: La citología o el Papanicolaou cada año; el hombre con más de 50 años, sus estudios de antígeno prostático y su tacto rectal, solo por ejemplificar y esas medidas de prevención conocidas a nivel mundial han logrado disminuir los porcentajes de muerte porque permiten detectar de forma oportuna un problema de cáncer. Eso la gente debe de estar consciente de que hay que hacerlo, de qué es la única medida que garantiza ciertas posibilidades de curación, porque cáncer puede tener cualquier persona; todos los individuos tenemos genes susceptibles de dañarse en algún momento y ocasionar un problema canceroso. Pero también hay gente que tiene más probabilidades, como factores de herencia, factores conocidos que nosotros los médicos identificamos, pero eso es una minoría, sólo el cinco o el 10 por ciento de la población; el 90 o 95 por ciento restante de la población son personas que no tienen factores de riesgo importante heredables y por lo mismo deben someterse a estos regímenes de prevención que acabo de mencionar.

Por otra parte, hay cánceres muy difíciles de diagnosticar, incluso cuando están presentes en etapas avanzadas: cáncer de páncreas, de retroperitoneo, de mediastino, cánceres cerebrales, etcétera, o sea que hay muchos tipos de cánceres que lamentablemente los detectamos cuando son más avanzados y no tenemos medidas de prevención o de detección oportuna y esto seguirá haciendo estragos hoy por hoy. ¿Entonces qué le recomendamos a la gente? Bueno, primero debe de acudir a recibir la prevención de lo que sabemos que existe a nivel mundial, porque hay muchos avances y esto es lo que garantiza que una persona pueda tener más posibilidades de curación o por lo menos una adecuada paliación a su problema oncológico.

LA CHARLATANERÍA

Esto está lleno de charlatanería. Tristemente hay un campo muy fértil de pseudocientíficos, pseudo profesionales y empíricos que lucran a través de la mentira y que, en lugar de ofrecer una información veraz, reconocida, científica, con sus cosas lo que hacen es que la población se desoriente y acuda a puertas falsas y por consiguiente también olvide los avances preventivos que pudiesen llevarle un mayor porcentaje de curación.

Los charlatanes y las medicinas milagrosas impiden que los enfermos de cáncer se curen.

EL FUTURO DE LA ONCOLOGÍA

Yo dividiría, hablando del futuro que no nos ha alcanzado aquí en nuestro país, pero qué es presente en otros países, sobre todo aquellos desarrollados desde hace 10 o 15 años, y el futuro que realmente nos espera para toda la humanidad, incluyendo a los países desarrollados. En el caso del futuro que no nos ha alcanzado, pero que ya es presente en Estados Unidos o Europa y que ya es presente en grandes instituciones de salud privadas de nuestro país, es la medicina personalizada. ¿Qué es Medicina personalizada? Es como su nombre lo dice y es un concepto que no es nuevo, es un concepto que ya tiene muchas décadas y que incorpora una cosa muy importante: El estudio genómico, el estudio de los genes de cada individuo, de cada cáncer en particular y que incorpora métodos de diagnóstico, métodos de detección y métodos de tratamiento para este tipo de cáncer en particular. La manipulación y el estudio de los genes es posible y es una realidad hoy en el mundo; ya hay aplicaciones y nosotros la realizamos en cierta medida en medicina privada, sobre todo, pero que están muy lejanas en la medicina pública de nuestro país y estoy hablando de que ahora en métodos de diagnóstico podemos determinar, por ejemplo, en cáncer de colon, qué personas en un momento determinado podrían o no recibir quimioterapia. Esto se hace con estudios genéticos y se determina si tienen ciertos genes de riesgo de mayor probabilidad para que este cáncer avance o regrese y entonces se le da tratamiento con más certidumbre. Estas son pruebas normales que existen en otros lados, pero aquí muy poco.

También existen otro tipo de pruebas de diagnóstico: podemos determinar si hay genes alterados en una persona y antes de que desarrolle el cáncer se hace un tratamiento, una intervención; se evita, por ejemplo, el cáncer de mama donde se determina la mutación, también en cáncer de próstata, de ovario, etcétera, esta es la medicina personalizada.

La medicina del futuro está en la manipulación genética.

MAS FUTURISMO ONCOLÓGICO

Vienen otras cosas, por ejemplo: Las terapias blanco, que no son quimioterapia, son moléculas que van directamente a las células cancerosas y las van a destruir, pero no a las células normales.

Este es un concepto que tampoco es nuevo, ya tiene décadas, pero se incorpora ahora a los conceptos genéticos o moleculares y de esto hay un boom, por decirlo así: el año pasado, la FDA (Federal Drug Administration) en Estados Unidos aprobó más de 12 moléculas de este tipo y ya se están utilizando en la actualidad. Podemos hablar también en el melanoma, donde podemos utilizar medicamentos contra la muerte celular; podemos hablar de la inmuno oncología, que va a resurgir de manera importante: medicamentos contra ciertos receptores de la célula mala. Actualmente hay muchos cánceres que ya están siendo tratados así: de mamá, melanomas, de estómago, de colon, pulmón y más. Esto es lo actual y no ha llegado aquí llegado porque se requiere una tecnología avanzada, se requiere documentar las mutaciones, las alteraciones genéticas que padece el enfermo para que pueda recibir este tipo de tratamiento. Son pruebas caras que se hacen en muchos lados, incluso en Ciudad de México por personas que tienen seguros de gastos médicos mayores y es una realidad.

Hay muchos otros avances, otras cosas que aún no están pero que se encuentran en un periodo de estudio muy importante, por ejemplo: la tecnología que se llama CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats); una tecnología donde se manipulan bacterias infectándolas con virus y estas bacterias se defienden de ese virus; entonces se identificó el mecanismo de defensa y se vio que incorporando ese segmento de gen de la bacteria se podía generar resistencia contra el virus oncogénico. Esta tecnología ya se ha incorporado; se hacen trabajos muy importantes en el mundo para manipular el material genético y así eliminar agentes nocivos o cancerígenos he incorporarlos o sanarlos de manera artificial.

Esto es algo que ha tenido mucho auge en los últimos cinco o seis años y se espera un desarrollo muy importante en ese sentido.

Todo es genómico en la medicina actual y futura, todo es a nivel de proteínas, todo es a nivel subcelular y ahí está el reconocimiento de ciertos agentes, ciertas moléculas que llamamos micro ARN, las cuales se modifican en el organismo ante la presencia de un cáncer y que ahora podemos detectar tempranamente, antes de que se declare le enfermedad podemos detectarlas, incluso para saber si regresa el mal, mucho antes de lo que se hace con otros métodos.

LA REALIDAD ONCOLÓGICA DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO

La medicina ya no es como ahora aquí, clínica solamente, la medicina actual es molecular, genética; el médico actual ya no hace solo las pruebas banales, comunes como el análisis convencional de sangre o la placa de Rayos X, esto ya está muy lejano, el médico actual se refiere a la genética, a la biología molecular.

Por otro lado, el público también toma nota de algunos avances, aunque se queda corto. Por ejemplo: algunas personas del auditorio ya conocen la existencia del PET (tomografía por emisión de positrones), que es importantísima, fundamental para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades cerebrales o cardiacas, aunque empiezan a conocer de esta tecnología cuando ya tiene cerca de 30 años de uso o más, pero en México es poco conocida y solo existe en CDMX, Jalisco y Nuevo León y aún está muy lejana de llegar a los 32 estados del país. Así es la oncología actual.