Hoy podremos ver en Acapulco la Estación Espacial Internacional a simple vista

La Estación Espacial Internacional: maravilla tecnológica

Hoy martes 14 de enero, será visible a simple vista desde Acapulco, la Estación Espacial Internacional, EEI, a partir de las 7 de la noche con dos minutos, 19:02:43 horas, durante dos minutos y 52 segundos. La estación será vista como un punto grande, muy luminoso que cruza el firmamento. Aquí en el puerto, mirando hacia el sur, un poco a la izquierda y cerca del horizonte captaremos ese luminoso punto cuya velocidad es perceptible pero que en realidad asciende a casi 28 mil kilómetros por hora.

En la EEI viven seis astronautas, representando a la Agencia Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, NASA; la Agencia Espacial Federal Rusa, FKA; la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, JAXA; la Agencia Espacial Canadiense, CSA; la Agencia Espacial Europea, ESA y las Agencias Espacial Brasileña y Espacial Italiana, que participan subcontratando con la NASA. Estas entidades han aportado un estimado de 100 mil millones de dólares en conjunto, para construir, desde 1998 y habitar desde el 2 de noviembre del año 2000, la que es considerada como uno de los logros más grandes de la ingeniería de todos los tiempos. Mide 109 metros de longitud total y 88 metros de ancho, algo así como un campo de futbol; pesa unas 420 toneladas y el área presurizada, cabinas y módulos donde operan los astronautas, mide 916 M3. Su energía es generada por paneles solares fotovoltaicos de 4046 metros cuadrados, con una potencia de 110 Kw.

Una flama en la Tierra y una flama en estado de ingravidez

Estas seis personas, hombres y mujeres, todos ellos preparados a niveles de excelencia en disciplinas diversas como astrobiología, ingeniería eléctrica, meteorología y otras muy diversas; investigan, crean, reparan, mejoran, ensayan, estudian, practican y reflexionan sobre todo aquello que tiene que ver con la sobrevivencia del hombre en el espacio y sus inminentes viajes a otros planetas: producción de energía, de agua potable, de alimentos, productos biológicos, mecanismos de seguridad, como trajes espaciales, herramientas especiales para usar dentro y fuera de las instalaciones seguras, trabajo en el espacio exterior, psicología con el comportamiento humano en condiciones de vida prolongada en el espacio, medicina espacial y mucho, mucho más.

Asimismo, las aplicaciones de la EEI en la vida de la Tierra, son tangibles porque en sus laboratorios se estudian y crean nuevos materiales, imposibles de fabricar en el planeta, pero si en microgravedad, vacío, radiaciones y bajas temperaturas, como las que imperan en el espacio.  Así, por ejemplo, en microgravedad se mezclan líquidos insolubles, como agua y aceite, lo cual tiene usos prácticos e innovadores en la industria farmacéutica, solo para ejemplificar. También investigan las reacciones que se desaceleran por baja gravedad y temperatura, buscando nuevos sistemas de superconductividad, aplicables en obras como sistemas ferroviarios de alta velocidad que viajan sobre campos magnéticos.

Es vital hacer ejercicio en estado de ingravidez, para evitar la pérdida de masa muscular y ósea

Si bien se puede decir que la vida a bordo de la EEI es rutinaria dado que todo lo que se hace ahí está cuidadosamente planeado con años de antelación, el ambiente espacial no está exento de imprevistos y peligros: El jueves 12 de marzo de 2009 el objeto 25090 PAM-D, un viejo satélite en desuso estuvo en ruta de colisión con la Estación, activando un plan de contingencia de último minuto debido a la tardanza en detectar el evento desde Houston. Así, a toda urgencia, los astronautas abordaron la cápsula rusa Soyuz, cerrando las compuertas respectivas, preparándose para abandonar todo y dejando la estación en control automático. El viernes 6 de noviembre de 2009 ocurrió un hecho similar con un objeto más pequeño que pasó a sólo 500 metros de la EEI. Por ello, la cápsula Soyuz permanece constantemente acoplada a la estación espacial como medida de protección, siendo el único medio de evacuación en este tipo de casos.

La socialización a bordo es natural y así, hace poco, trascendió que fue constituido el primer equipo de mujeres astronautas con Jessica Meir y Christina Koch, quienes realizaron reparaciones en el espacio, cambiando viejas baterías de níquel-hidrógeno con baterías de iones de litio más nuevas y más potentes para mejorar los sistemas de energía de la estación.  Se realizaron transmisiones televisivas en vivo para conmemorar y dar realce a este hecho.

El primer equipo de mujeres que camina en el espacio: las astronautas de la NASA, Jessica Meir y Christina Koch.

En el caso de los acapulqueños y nuestra vocación turística, tal vez nos convenga saber que desde 2008, siete turistas han visitado la EEI, pagando más de 20 millones de dólares por el “tour all inclusive”: Viaje a la estación en una nave Soyuz, junto a miembros de la tripulación rusa en fechas destinadas al cambio de turnos de tripulantes; Permanencia en la estación por alrededor de una semana con alimentos, bebidas y oxígeno incluido y regreso a la Tierra con la tripulación reemplazada. Uno de estos turistas, Charles Simonyi, ya participó dos veces. Estos viajes se tramitaron a través de la empresa Space Adventures. Por otra parte, también se realizó ahí la primera boda espacial, entre el cosmonauta ruso Yuri Malenchenko y Ekaterina Dmitrieva, quien estaba en Texas.

Puede o no llamarnos la atención el asunto, pero si es notable el simple hecho de que seis personas se encuentren viviendo de manera permanente a 400 kilómetros sobre nuestras cabezas, en un ambiente de vacío, frío extremo, fuertes radiaciones y sin gravedad, haciendo sus actividades cotidianas, chambeando, como usted o yo, a una velocidad de casi 28 mil km/h. El futuro ya está aquí.

La aplicación ISS Detector muestra la posición de la EEI, hoy martes a las 19:02, Hrs. desde la playa de Acapulco, a 10° sobre el horizonte

La EEI pasa con relativa frecuencia cerca de nosotros, para seguir su ruta, ver videos en vivo y obtener información sobre la vida a bordo de esa maravilla tecnológica, puede usted disponer de una aplicación gratuita para teléfono celular, llamada ISS Detector. Como sea, no olvide que hoy, mirando hacia el sur a las 19:02 horas usted la verá pasar muy cerca del horizonte.