GN: ¿Guardia Pretoriana?

Lo que más espera la población mexicana, es que disminuya la espiral de la violencia y que baje la escalada de delitos del fuero común y federal, tras la aprobación de la Guardia Nacional, en el Senado de la República, donde hasta hubo festejo.

Lo que menos quiere la ciudadanía, es que la Guardia Nacional se convierta en un cuerpo militarizado de élite al servicio del Poder Ejecutivo; que dicho ejército -la GN- no se convierta en exclusivo “brazo armado” del presidente para reprimir a los opositores y críticos de su gobierno.

La Guardia Nacional fue aprobada ayer con el voto de 127 senadores de todos los partidos políticos, de manera unánime; dicho cuerpo militarizado tendrá mando civil, lo cual fue una demanda de los gobernadores del país.

Los senadores aprobaron la creación de la Guardia Nacional como lo planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador, para garantizar la seguridad interior del país, durante los próximos cinco años.

Los militares y marinos, una vez que entre en funciones la Guardia Nacional, regresarán a sus cuarteles y bases marítimas, de acuerdo al dictamen aprobado  por los senadores.

Los gobernadores del país, entre ellos el de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, impulsaron la creación de la Guardia Nacional, para abatir el índice delictivo, y pugnaron porque el mando de la GN esté a cargo de un civil.

Desde la Antigua Roma los emperadores y Césares solían tener su cuerpo de seguridad personal; eran soldados de élite bien entrenados, que siempre cuidaban a los monarcas y estaban con ellos las 24 horas.

Era lo que llamaban “Guardia Pretoriana”, soldados de alto rango -militares- que daban la vida por su Emperador o César, al que siempre acompañaban y resguardaban su seguridad.

En varios países no sólo de América del Norte o Latinoamérica sino de Europa, los gobiernos cuentan con Guardia Nacional, para brindar seguridad interna de las naciones y del propio presidente. En México, ya se aprobó la GN, ayer en el Senado.

Lo que no quieren la mayoría de los mexicanos es que la Guardia Nacional vaya a convertirse en una fuerza militar para reprimir, perseguir, encarcelar y hasta desaparecer a disidentes del gobierno que encabeza el presidente AMLO.

En Nicaragua, el Ejército de ese país junto con la policía nacional, -son lo mismo que la guardia-, reprimen, persiguen, encarcelan y asesinan a los disidentes, por órdenes del dictador y presidente Daniel Ortega Saavedra y su criminal esposa Rosario Murillo.

El gobierno de “izquierda” en Nicaragua, se convirtió en cruel y sanguinaria dictadura, que a la fecha lleva más de 500 personas asesinadas a manos de policías, soldados, paramilitares y pistoleros.

Nadie en su sano juicio cree que la Guardia Nacional de México vaya a tomar el mismo rumbo como ocurre actualmente en Venezuela y Nicaragua, donde  disidentes al gobierno son reprimidos, perseguidos, encarcelados y hasta asesinados.

Se espera que la Guardia Nacional de México, cumpla bien sus funciones y combata la delincuencia; que respete los derechos humanos, y que el presidente AMLO no caiga en la tentación de convertir este país en otra dictadura bananera, como Venezuela o Nicaragua, por la ambición de fanáticos que desean mantener el poder a costa de lo que sea.

Condolencias a familia Tello Zapata

La tarde del pasado miércoles 20 del actual, falleció Juan Carlos Tello Zapata, reconocido ebanista originario de la capital del estado, y hermano del periodista Víctor Manuel (Tello Zapata).

Juan Carlos, padecía penosa y prolongada enfermedad que le causó la muerte, a los 64 años; era miembro de  conocida familia de Chilpancingo.

A través de las redes sociales la ciudadanía se enteró del fallecimiento de Juan Carlos, quien fue acompañado -en su velorio- por familiares, ex compañeros escolares, amistades y ciudadanos que le tenían estimación por su don de gente de bien.

La tarde de ayer, luego de misa de cuerpo presente en céntrica funeraria, los restos de Juan Carlos Tello Zapata, fueron trasladados para ser cremados en un sitio especial al sur de la ciudad.

Esposa, hijos y hermanos de Juan Carlos -Víctor Manuel Tello Zapata y Pepe- recibieron condolencias por el fallecimiento de su consanguíneo. Descanse en paz el talentoso artesano de la madera, quien se adelanta en el viaje sin retorno… Punto. [email protected]