AMLO: Cien días, cero festejo  

Seguramente para quienes disfrutan las mieles del poder existen motivos para festejar los cien días de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien todavía no logra cumplir sus promesas de su pasada campaña: Sigue aumentando el precio de los combustibles y de ello deriva el encarecimiento de los productos de la canasta básica, que afecta a millones de mexicanos.

Para muchos, el gobierno que encabeza AMLO es un fiasco, porque sólo se ha dedicado a combatir a los traficantes de combustibles conocidos como huachicoleros, pero descuida la seguridad y no atrapa a los verdaderos delincuentes de cuello blanco; incluso hace alianzas con verdaderos bandidos y con lo peor del sistema.

El gobierno que encabeza AMLO, tal parece que protege a líderes corruptos que en pasado reciente hurtaron millones de dólares a obreros; al presidente AMLO le critican que haga alianzas con aquellos que en repetidas ocasiones les llamaba “la mafia en el poder”.

Apenas lleva cien días de mandato AMLO, pero el diario El Universal publicó una encuesta donde dice que en este momento ocho de cada diez ciudadanos aprueban su gobierno. Eso quiere decir que dentro de quinientos días bajará el número de personas que le den calificación aprobatoria.

Al presidente AMLO lo que más le urge es que se forme la Guardia Nacional; pareciera que dicho cuerpo militar le servirá como Guardia Pretoriana al propio mandatario nacional.

AMLO también se quiere apropiar de todo el país; que su partido Morena gane todas las elecciones para gobernador, y controlar todos los congresos de México.

Incluso, AMLO pretende quitar partidas presupuestales a todos los partidos políticos mismos que reciben cantidades millonarias mensualmente, y los líderes de esos institutos son multimillonarios; es muy jugoso el negocio.

Lo que quiere AMLO, es que en México el partido de su propiedad –Morena- sea único; que desaparezcan todos los demás, y convertir a los 32 delegados federales en gobernadores de cada una de las entidades.

Lo cierto es que AMLO sólo promete y promete a la gente, pero no les cumple, como es el caso de Guerrero donde miles de adultos mayores aún no reciben sus pensiones de la Delegación –ex Sedesol- que ahora se llama “Bienestar”.

El gobierno de AMLO, también desapareció los comedores para la gente de bajos recursos; de igual manera han sido cerradas las guarderías para niños; miles de personas son afectadas por los errores y las corruptelas de unos cuantos. Ese problema todavía está muy caliente.

El presidente AMLO propició la voracidad por el dinero y el poder de aquellos que arribaron a cargos de elección, como son los diputados locales quienes ganan 260 mil pesos mensuales; es mentira que se hayan bajados los salarios.

¿Cuánto gana Amílcar?

Quien debe ganar estratosférica suma de dinero como pago por ser delegado federal –único- es Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, pero nunca ha revelado el monto.

Pablo Amílcar sigue manejando el Congreso Local; para ello nombró a su incondicional Antonio Helguera Jiménez, a quien maneja como a su títere y a un grupito de legisladores de Morena.

Otro grupo de diputados de Morena lo encabeza el legislador Arturo Martínez Núñez, pero también existe otro mini club que lidera Servando Salgado Guzmán.

Hace unos días en Iguala de la Independencia cada uno de los grupos de diputados de Morena se fueron a comer a diferentes restaurantes. En pocas palabras, están divididos.

Los diputados de Morena, sólo están unidos cuando se trata de apoyar cualquier iniciativa del presidente AMLO, como es la creación de la Guardia Nacional.

En el Congreso Local, hay un diputado de Morena –Moisés Reyes Sandoval, primo de Pablo Amílcar-, quien ya anda en precampaña por la alcaldía de Acapulco.

El problema es que Moisés, quiere que con recursos del Congreso Local, le paguen su costosa precampaña política, con el cínico apoyo de la jefa de prensa Vianey Valderrábano Sagredo, quien presiona a los medios para que desde el Poder Legislativo les “echen la mano” a los primos -Pablo Amílcar y Moisés- en sus ambiciosos proyectos. Amílcar quiere la silla del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Como se ve, el partido Morena es dirigido por gente aburguesada como el que se dice “Secretario General”, Marcial Rodríguez Saldaña, quien percibe súper sueldo en la UAGro (60 mil mensuales), más otros 30 mil del águila en la comuna de Acapulco y otra tajada en el partido propiedad de AMLO.

Eso de que el presidente AMLO combate la corrupción es puro show y simulación. El buen juez por su casa empieza… La pregunta sigue siendo: ¿Cuánto gana el delegado federal Pablo Amílcar?… Es un misterio… Punto… [email protected]