Campañas encubiertas ¿Y el árbitro?

Aunque ganaron puestos de elección popular sin méritos propios y sólo por colgarse del fenómeno AMLO, diputados locales y federales ya arrancaron simuladas precampañas hacia otros cargos como presidencias municipales.

Claro, nos referimos a legisladores del partido Morena, quienes exhiben voracidad y ambición por catapultarse políticamente, pese que han demostrado no solo grisura sino mediocridad donde supuestamente se desempeñan, que es el Congreso Local.

La lista es larga de aquellos afortunados que el pasado año se colgaron de la figura de AMLO y su partido Morena para obtener diputaciones locales y federales así como alcaldías. Grises y mediocres van por más, con la ilusión de que en la elección del 2021 en la boleta electoral aparezca el nombre del falso Mesías, AMLO.

El presidente AMLO ya lo anunció: quiere que el 21 de marzo, en el natalicio de Benito Juárez, los mexicanos le refrenden su mandato y/o se lo revoquen. AMLO confía que la gran masa de fanáticos y peje-zombis lo respalden y pueda continuar como presidente, aunque tal osadía es un arma de doble filo y casi un suicidio. Veremos…

En Guerrero, particularmente en Acapulco la voracidad y la ambición están desatadas, y sus principales protagonistas son varios diputados locales y federales, quienes han desplegado simuladas pre campañas políticas con miras a la desfalcada presidencia municipal.

Moisés Reyes Sandoval, diputado local –primo del Virreyito y delegado federal único, Pablo Amílcar Sandoval- es quien encabeza la lista de ambiciosos que pretenden la silla de la alcaldesa Adela Román Ocampo. Moisés anda como Santa Clos: repartiendo regalos al estilo priista en colonias, comunidades y barrios del puerto, para ver si “la pega” como candidato del Morena a la presidencia. Su pariente el monarquita, Pablo Amílcar, le echa la mano con una lanita ($) de lo que escamoteó en el Congreso Local (15 millones).

Otra política ambiciosa, es la diputada federal Abelina López Rodríguez, quien proviene del PRD; ésta, la semana pasada hizo el ridículo al hacer un llamado a la sociedad para participar en una manifestación pro AMLO. Gritó en el desierto. Apenas se reunieron unas 300 personas en Acapulco, y no los miles como  había prometido la legisladora federal.

Yoloczin Domínguez Serna, Mariana García Guillén, Marco Antonio Cabada Arias y Zeferino Gómez Valdovinos, es la cuarteta de grises y mediocres diputados del Morena que andan en abierta pre campaña en busca de la candidatura a la alcaldía de Acapulco.

¿Y el árbitro, Nazarín Vargas Armenta, por qué no actúa y les saca tarjetas amarillas a esos políticos del Morena, que se adelantan a los tiempos electorales? ¿Les tiene miedo, o qué?

La mayoría de los ambiciosos diputados de Acapulco han hecho un mediocre papel; no legislan, no revisan leyes obsoletas; sólo andan repartiendo dádivas al estilo del viejo priismo que tanto critican.

Los diputados del Morena se dedican a criticar la corrupción de anteriores gobiernos, pero se cuelgan de corruptelas. Antonio Helguera Jiménez, presidente del Congreso primero dijo que se “habían ahorrado 3 millones de pesos”; luego declaró que fueron 15 millones de pesos -el ahorro-. ¿Dónde quedó todo ese dinero? ¿En manos Pablo Amílcar? ¿No que muy honestos?

Lo más seguro es que en adelante las pre campañas políticas electoreras continuarán no sólo en Acapulco sino en el resto del estado de Guerrero, sin que el presidente del Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC) intervenga para evitar se viole la ley;  tampoco amonesta a los ambiciosos y voraces políticos temporaleros que se adelantan a los tiempos. ¿Dónde está el árbitro, Nazarín Vargas Armenta?

Fiscalía: combate a la delincuencia

La Fiscalía General del Estado (FGE) que dirige su titular el Maestro Jorge Zuriel de los Santos Barrila, continúa combatiendo a las bandas de secuestradores y liberando a personas plagiadas, sanas y salvas.

Ayer, por ejemplo, el Grupo Antisecuestros logró la captura de tres individuos que habían plagiado a una persona. La detención del trío de plagiarios ocurrió en la comunidad de Huiziltepec, municipio de Eduardo Neri (Zumpango del Río).

La FGE, en las últimas semanas ha logrado desmantelar a peligrosas bandas de delincuentes, como ocurrió en Acapulco con una denominada “Los Virus”, cuyos integrantes habían atacado a policías ministeriales y hasta hubo combates en las calles.

Es difícil el trabajo que emprende la FGE, que dirige el titular De los Santos Barrila, pero hay buenos resultados en el combate a la delincuencia organizada y desorganizada; también en la incautación de vehículos robados, detención de peligrosos homicidas, violadores y ladrones.

Lo importante es que la ciudadanía le tiene confianza a la FGE, porque está dando buenos resultados con su Grupo Antisecuestros. Dentro de poco, Guerrero dejará de ocupar primeros sitios como entidad donde se perpetran plagios de personas por dinero… Punto.

[email protected]