Fertilizante: ¿llegará en tiempo y forma?

Lo menos que esperan miles de campesinos de Guerrero, es que el gobierno federal distribuya el fertilizante gratuito de manera oportuna y puntual en las ocho regiones de la entidad. El pasado año la entrega del abono fue un fracaso: llegó fuera de tiempo y con pésima calidad. Ese error ya no se puede repetir.

Las comparaciones ofenden, pero los gobiernos emanados del PRI y el PAN, hacían la distribución del insumo en tiempo y forma. Ahora el gobierno federal emanado del partido Morena, les falló a miles de campesinos el pasado año. Casi cien mil agrarios se quedaron sin recibir el abono.

El error en el operativo para el manejo y distribución del fertilizante por parte de funcionarios federales -Jorge Gage François (ex Coordinador del programa), Pablo Amílcar Sandoval (Delegado federal único) y los ineptos, prepotentes e improvisados Servidores de la Nación, quienes no sólo excluyeron a miles de campesinos del padrón sino cuando las bodegas –repletas del abono- eran tomadas por campesinos desesperados, salían huyendo como gallinas asustadas.

Ante el garrafal error perpetrado impunemente el pasado año y que afectó a miles de campesinos cuyas cosechas fueron raquíticas y se perdieron, el presidente Andrés Manuel López Obrador no castigó a ninguno de los funcionarios federales que agraviaron a hombres y mujeres del campo.

Sólo el afrancesado funcionario fifí, Jorge Gage François, fue separado del cargo pero goza el manto protector del presidente AMLO.

Tampoco fue amonestado y menos despedido de su cargo de súper delegado federal, otro fifí, Pablo Amílcar Sandoval, quien anda desesperado en precampaña intentando conseguir la candidatura a gobernador, aunque como diputado local nunca mostró ser eficaz, competente o certero.

Si Pablo Amílcar, nunca mostró tablas, tampoco ser hábil como operador para distribuir el fertilizante, ¿entonces cómo quiere ser gobernador de Guerrero?

Lo que exhibe Sandoval, es una voracidad desmedida por el poder y el dinero; también “luce” estúpida prepotencia y arrogancia, pero como político es un fiasco. Es un muchacho inflado, que abusa de la generosidad del presidente AMLO.

Durante la última reunión que sostuvo el gobernador Héctor Astudillo Flores con los enviados federales por el presidente AMLO, se le vio buena disposición de coordinarse y trabajar al Subsecretario de la Sader, Miguel García Winder, a quien los alcaldes de la entidad le solicitaron participar en la planificación y entrega del fertilizante a los campesinos guerrerenses. A ver si es cierto.

Cuando los dirigentes de la Coordinadora de Comisarios y Comisariados denunciaron desvíos por 600 millones de pesos en la compra del fertilizante (el pasado año) y el faltante de cien mil toneladas de semilla de maíz, el Subsecretario de la Sader, García Winder, hizo mutis; no quiso hablar de la destitución del ex director nacional del Programa del Fertilizante, Jorge Gage François. ¿Lo protege el gobierno de la 4ª.Transformaciòn?

Tras la reunión presidida por el gobernador Astudillo Flores en Casa Guerrero, a donde acudieron los alcaldes del estado, tanto el funcionario federal -García Winder- como el delegado federal fifí, Pablo Amílcar Sandoval y la directora de Apoyos para la Producción Agrícola, Araceli Cerón, salieron convencidos que el mandatario estatal, siempre ha mostrado -con hechos- una total disposición de colaborar con el gobierno de la República, que encabeza el presidente AMLO. De eso, no existe duda.

Sin embargo, los problemas surgirán cuando la Federación inicie el reparto del fertilizante en Guerrero, cuyo programa podría ser utilizado con tintes políticos y clientelares por funcionarios que pertenecen al partido Morena y que andan tras los “huesos” (candidaturas). ¿Les llegará a tiempo el abono a los campesinos?… Quien sabe…

Es el caso del novato e inflado delegado federal Pablo Amílcar Sandoval, a quien se le cuecen las habas pues quiere ser candidato a gobernador, para lo cual exige que en cada municipio donde se presenta lo aclamen y “destapen”, a la vieja usanza del PRI. Pablo sin Morena, no es ni sería nada en Guerrero.

El presidente cabecita de algodón -AMLO- debiera poner un alto a todos aquellos delegados federales que ya andan calientes en cada estado, pretendiendo candidaturas a gobernadores.

Si los delegados federales únicos tienen aspiraciones políticas para ser candidatos a puestos de elección, el presidente AMLO debiera separarlos de sus cargos para que vayan a la competencia, pero sin utilizar los programas sociales… ¡Piso parejo!… Punto.

[email protected]