Males, ya existían en Guerrero

Resulta no solo perverso sino de mala intención, atribuirle al gobernador Héctor Astudillo Flores, muchos de los males que padece Guerrero, desde hace décadas, y que sus antecesores no quisieron o no pudieron resolver durante sexenios.

Cuando Astudillo arribó a la gubernatura, -hace cinco años- los 43 estudiantes de Ayotzinapa ya habían sido desaparecidos en Iguala, por la policía municipal que los entregó al crimen. La FGR atrajo el caso; sigue sin ser resuelto. “Con el caso de los 43, ni perdón ni olvido”, asevera el mandatario.

La conformación de auto defensas, que se dicen “policías comunitarios” en varios municipios, NO es autoría del gobernador Astudillo. Ya existían; fueron creadas, promocionadas y hasta financiadas por sus antecesores. Dice un dicho: “No tiene la culpa el cuche, sino quien le da de comer”.

Los se dicen “policías comunitarios”, han dado muchos problemas en Guerrero; se sienten un“poder autónomo”; perpetran verdaderos atropellos (violaciones a derechos humanos) contra la población y son un peligro social.

Los cárteles del narco ya estaban en Guerrero cuando el mandatario Astudillo llegó (2015). Es del fuero federal. Entonces, si hay sangrienta guerra entre grupos del crimen (zona norte), NO es atribuible al Poder Ejecutivo; tampoco  las ejecuciones, por disputa de territorios. Eso, el gobierno federal lo combate con “abrazos, no con balazos”.

Resulta siniestro y hasta de “mala leche”, acusar al gobernador Astudillo, porque durante su gestión fueron asesinados  alrededor de media docena de periodistas en Guerrero. Es un tema delicado.

Astudillo, mantiene excelente relación y de respeto con la mayoría de los medios de comunicación, directivos y reporteros. Nunca su gobierno ha coartado la libertad de expresión.

Astudillo, a través del Secretario General de Gobierno Florencio Salazar Adame, atiende puntualmente el caso de los comunicadores de Iguala, junto con directivos del Mecanismo Nacional de Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

También hay agrupaciones radicales como la CETEG. Cuando Astudillo llegó al gobierno, los cetegistas eran los principales incendiarios en Guerrero junto con sus compinches ayotzinapos,más otros vándalos e infiltrados. Andaban como diablos.

La corrupta CETEG, es engendro de la mafiosa CNTE, y que en el pasado reciente se desgarraban las vestiduras por el ahora presidente AMLO; y con métodos violentos han conseguido del gobierno de Astudillo: plazas, categorías, claves y todo tipo de prebendas.

Los mafiosos de la CETEG, siguen provocando vandalismo, bloqueando la Autopista del Sol, cada vez que quieren, para lograr fines inconfesables. Hasta van extrañar al gobernador Astudillo, cuando deje el poder, dentro de poco más un año. A ver cómo los trata el que vendrá.

Como se ve, muchos de los males que padece Guerrero, son herencias que le dejaron al mandatario Astudillo, quien ha puesto todo su esfuerzo, tiempo y entrega para servir a los guerrerenses en los últimos cinco años.

En distintos medios impresos, a través de mensajes digitales (redes sociales), el gobernador Héctor Astudillo, recibe infinidad de felicitaciones y reconocimientos con motivo de su quinto informe de trabajo; por los logros y proyectos para relanzar a Guerrero, recuperar la economía y la vida cotidiana con desarrollo, que se ha visto mermada a consecuencia del Covid-19.

ESPECTACULARES QUE OFENDEN

A su paso por distintas localidades, hasta llegar a Acapulco, el ex directivo del IFE (INE), Luis Carlos Ugalde, se sorprendió al ver gran número de ostentosos espectaculares con la fotografía y nombre del ex delegado federal-fifí- Pablo Amílcar Sandoval.

“Todavía no hay precampañas, pero él (Pablo) ya está en plena promoción”, manifestó el ex funcionario electoral. La gente, ve con gesto despectivo los espectaculares del ex delegado federal, quien ni así “levanta”; no “pega” su precandidatura, por su calidad de chilango desarraigado. En las redes sociales lo rechazan e insultan. Lo Califican como Virreyito soberbio y arrogante.

El ex delegado, finge desconocer cuántos espectaculares fueron colocados, ni cuánto valen. Lo atribuye a la portada de la revista -90º- cuyos directivos “ordenaron” -dice- su instalación. No es la primera vez que esa revista hace promoción de políticos de esa manera, cada 3 y 6 años, como jugoso negocio.

Trasciende que jefes de esa publicación facturan mensual más de medio millón de pesos en el Congreso; es tarea de los diputados investigar, si con dinero del Poder Legislativo se paga la precampaña del ex delegado federal, quien controla a la mitad de la fracción del Morena y al coordinador, Jesús Villanueva, quien es su esbirro.

ACAPULCO: SUBE, IMPUESTO PREDIAL

Hasta cinco regidores del PRI, aprobaron en plena pandemia el impuesto al predial junto con otros cinco ediles del Morena, incluida la alcaldesa Adela Román, más uno del PT y otro del PAN.

Rosaura Rodríguez, regidora priista, del grupo político del senador Manuel Añorve, votó a favor del incremento al predial, junto con sus colegas del PRI, Ricarda Robles, Luis Miguel Terrazas, Jesús Herrera y Natividad Chino. Por el PT, Roberto Ortega y PAN, Lupe Dorantes.

La aprobación a la Ley de Ingresos de la Comuna de Acapulco, incluye incremento al predial en más del 4%, y la tasa gravable a bienes inmuebles, hasta un 80%. Un agravio a la economía de miles de acapulqueños, que tendrá altos costos políticos… Punto.

[email protected]