Guerra sucia exhibe debilidad

Las alarmas ya se encendieron en el partido Morena, ante el crecimiento político del candidato a gobernador de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, a tal grado que éste ya es objeto de guerra sucia, lodo y estiércol para “bajarlo” en la contienda.

Hasta hace una semana, Mario, casi ni les preocupaba a los encargados del “cuarto de guerra” de Morena. Estaban tan confiados los morenistas que hacían excesivo alarde de triunfalismo y minimizaban al candidato de la coalición PRI-PRD, Moreno Arcos.

De manera súbita, desde el “cuarto de guerra” de Morena, se dio la orden de atacar al enemigo -Mario Moreno- a través de redes sociales.

Entonces, esto quiere decir que los jefes de Morena –Félix, Delgado, Jara, Marcial- ya no están muy seguros de ganar las elecciones para gobernador en Guerrero. Andan nerviosos.

Y si los jefes de Morena están preocupados –ahora sí- por el crecimiento del candidato priista-perredista Mario Moreno, entonces ahora recurren a lo más bajo y ruin:

-A la guerra sucia, al insulto, la diatriba, la calumnia. Lo que exhibe Morena, es su vulnerabilidad; no es un partido muy fuerte, tampoco invencible; ni se llevará“carro completo”como venían presumiendo.

Morena, lo que muestra ahora es debilidad; no es un partido compacto, sólido ni resistente. En Hidalgo y Coahuila, Morena fue derrotado por el PRI, de manera contundente, el pasado año durante elecciones para diputados y alcaldes.

La guerra sucia contra el candidato Moreno Arcos, a través de redes sociales, proviene, sin duda, de Morena. Se prevé que los ataques arreciarán conforme transcurra la exitosa campaña de Mario,quien ha penetrado positivamente en el ánimo del electorado guerrerense.

FÉLIX: TÍTULO, SIN INGENIERO

Once puntos ha perdido el partido Morena en un mes, como producto de sus guerras intestinas. Los morenistas todavía están enfrascados en una verdadera batalla campal por los “huesos”.

Sin calidad moral ni ética, el ex candidato de Morena a la gubernatura, Félix Salgado, hizo alarde de que tiene título de Ingeniero Agrónomo, sin exhibirlo. La pregunta es: ¿Cuándo y en qué dependencias se ha desempeñado con esa profesión?… ¡Nunca!

Félix, tiene más de 30 años metido en la grilla de tiempo completo; es un profesional -hasta presume doctorado- de la movilización, agitación política, ataque a vías de comunicación, mitin, mentiras, demagogia, manifestación radical, ataque a instituciones, plantones, marchas, tomas de edificios públicos, vandalismo y todo tipo de acciones para el caos. Jamás en su vida ha laborado como lo que dice ser: Ingeniero Agrónomo.

La grilla radical ha convertido a Félix en uno de los políticos más multimillonarios de Guerrero; pero navega con bandera de “proletario”; le ha funcionado a la perfección. Es un “Show Men” de la política, mitómano y actor de poca monta, sus fans se lo festejan.

Tras serle cancelada la candidatura a la gubernatura, Félix, todavía anda engallado, por el manto presidencial de AMLO, quien lo defiende en sus conferencias mañaneras. Sin protección de AMLO, Félix sería manso becerrito.

Otro de los errores que comete Félix, es echarle muchas loas a su hija Evelin Salgado de Alonso. Públicamente le profesa una sarta de halagos a quien es su “Juanita” rumbo la gubernatura, si es que ganase las elecciones; lo cual ya se duda…

Evelin Salgado de Alonso, carece de carrera política y administrativa; el único puesto de importancia se lo regaló su padre (Directora del DIF Acapulco) cuando los porteños tuvieron la desgracia que los mal gobernara el “Toro sin Tuercas”. Félix, convirtió Acapulco en un infierno; pero esa es otra historia.

Menos de un mes falta para que terminen las campañas de proselitismo a todos los cargos de elección; a estas alturas, existe empate técnico entre el PRI-PRD y Morena, para el caso de la gubernatura.

En estos momentos las alarmas están activadas y focos rojos encendidos en el “cuarto de guerra” de Morena; ya andan espantados, porque tienen en mente que en Guerrero podría repetirse el fenómeno de Hidalgo y Coahuila, donde el Tsunami tricolor los arrasó y dejó callados.

Y más atemorizados andan en Morena,por el reciente accidente -colapso de una trabe de la línea 2 del Metro de la Ciudad de México-, cuyo accidente dejó como trágico saldo 23 muertos y más de 70 heridos, al caer dos vagones a tierra desde una altura de más de diez metros.

De ese trágico accidente señalan como culpables, al Canciller Marcelo Ebrad, ex jefe de gobierno de la Cdmx, y a su ex jefe de Finanzas, Mario Delgado (líder nacional de Morena).

También la actual Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; Miguel Ángel Mancera, ex jefe de gobierno de la Cdmx y los achichincles de todos estos ex funcionarios, sin faltar al ex presidente Felipe Calderón (hasta la cruda se le quitó). Sin duda, todos van a repartirse culpas para salvarse de ir a prisión.

Al que ya descarrilaron de la carrera presidencial, es el Canciller Marcelo Ebrad, para regocijo del líder del Senado, Ricardo Monreal… Punto.

[email protected]