Respeto a turistas y civiles

Las ejecuciones perpetradas por el crimen organizado el pasado fin de semana que arrojó 26 personas muertas -12 de éstas decapitadas, en Tixtla y Teloloapan- colocó a Guerrero como el estado más violento, pero hay algo que medios tremendistas no dicen: Que el crimen organizado respetó a los turistas y a la población civil.

La mayoría de las ejecuciones se dieron entre bandas de la delincuencia organizada, principalmente en Tixtla, Teloloapan, Acapulco y Chilapa, pero a la ciudadanía común, le respetaron la vida. Ningún turista que visitó el Triángulo del Sol fue objeto de atentados o amenazas.

No se podrá adjudicar una supuesta indolencia u omisión al gobierno en su conjunto, por los 26 o más asesinatos que se perpetraron el pasado fin de semana. Fueron ajustes de cuentas entre miembros del crimen organizado que disputan ferozmente territorios para el trasiego y venta de drogas.

Ni el gobierno estatal o el federal exigirán que los narcotraficantes pongan fin a su sangrienta guerra. Lo único que puede hacer el gobierno encabezado por Héctor Astudillo Flores, es reforzar la seguridad en Guerrero y cuidar a la población civil y al turismo, principal fuente de ingresos.

El propio mandatario estatal ha mencionado que los casi 30 muertos que hubo en distintos eventos el pasado fin de semana “es la crisis más violenta y más alta de los ùltimos12 meses, hay que reconocerlo”.

Astudillo Flores, mencionó –a través del programa televisivo “Despierta”-  que son cuatro los grupos delictivos que generaron la violencia el pasado fin de semana: Los Ardillos, Los Rojos, La Familia Michoacana y la banda del secuestrador El Tequilero, que operan en Chilapa y Tierra Caliente, respectivamente.

Quizás los grupos delictivos hayan establecido que deben respetar ciertos códigos, tales como: no atentar contra la población civil y el turismo –generador de divisas- que nada tienen que ver con la cruenta guerra que se ha desatado cíclicamente en zonas focalizadas. De ser así, tal gesto es loable porque se respetan vidas inocentes y gente ajena a actividades ilícitas.

 

COMPARECENCIAS Y REVELACIONES

 

Las pasadas comparecencias de los integrantes del gabinete del gobernador Héctor Astudillo Flores, sirvió como examen para verificar si están aptos para el servicio público, si continuarán en sus cargos, serán removidos o irán a la competencia electoral para el 2018, en la búsqueda de puestos de elección popular.

Una de las comparecencias –ante el Congreso- que más acaparó la atención fue la del Secretario estatal de Finanzas, Héctor Apreza Patrón, quien, como las peleas estelares, cerró con “broche de oro” al filo de la medianoche, con una estupenda exposición donde hizo revelaciones sobre el oscuro manejo del dinero que hicieron las dos últimas administraciones –aguirrista y orteguista-.

Economista y experimentado funcionario financiero, Apreza Patrón, reveló que el gobierno estatal enfrenta un déficit financiero de 23 mil 649 millones de pesos, atribuible a los dos últimos gobiernos.

De los gobiernos de Aguirre y Ortega –dijo- “encontramos nueve puestos con nivel salarial de Subsecretario cuando sólo hay tres subsecretarías. Además,  encontramos cosas muy raras, en donde a veces había, no es una agresión contra nadie, muchachas muy jóvenes y guapas con salarios arriba de subsecretarios, y muchachos jóvenes con sueldos elevados”.

Durante más de siete horas el titular de Finanzas Apreza Patrón, hizo una profunda y amplia exposición sobre el estado que guardan las finanzas de Guerrero, lapso en el cual fue cuestionado por los diputados. Héctor, con serenidad respondió puntual y claramente a los legisladores quienes reconocieron su capacidad para el manejo transparente de los recursos financieros.

Hasta el momento el trabajo emprendido por el titular de Finanzas Apreza Patrón, ha sido extenuante por el quebranto financiero que heredaron al gobierno estatal encabezado por el mandatario Héctor Astudillo Flores, pero por las buenas relaciones que existen con el presidente Enrique Peña Nieto, no se declaró a Guerrero en banca rota. La federación ha ido al rescate de Guerrero, por la gestión conjunta que emprenden los dos “Hèctores”.

Lo que se percibió es que el titular de Finanzas, Apreza Patrón, podría ser uno de los integrantes del gabinete astudillista que irán a la competencia electoral para el 2018, en una posible ruta que lo lleve hacia la Cámara Alta.

Otros integrantes del gabinete estatal que podrían participar en el proceso electoral del 2018, en la búsqueda de curules, escaños o alcaldías, son: Roberto Álvarez Heredia, Delegado de Gobernación en Guerrero; César Armenta Adame, Secretario Particular del gobernador; Celia Quiroz, Coordinadora de Agenda del Ejecutivo Estatal; Jaime Ramírez Solís, Director de Personal del gobierno estatal; Rafael Navarrete Quezada, Secretario de Obras Públicas y Pedro Ocampo Solís, Secretario Privado del mandatario estatal, entre otros…Punto.

[email protected]