CIUDAD DE MÉXICO, 24 de febrero de 2019.-  Cada cuadro que Alfonso Cuarón presentó en Roma, desveló una infancia llena de romance y nostalgia que la noche de este domingo lo alzó como Mejor fotografía por su trabajo más íntimo.

El amor que plasmó en blanco y negro rindió frutos para el director mexicano en un filme que compite en el Dolby Teather por otras 7 categorías de las 11 a la que fue nominada.