CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero de 2019.- La Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) informa que las temperaturas de enero a nivel global se han caracterizado por los registros extremos que van desde el frío polar alcanzado en grandes áreas de Estados Unidos, pasando por las olas de calor registradas en América del Sur u Oceanía.

El causante de las gélidas temperaturas en el medio oeste de Estados Unidos durante el primer mes del año fue el vórtice polar definido por la OMM como “una gran zona de bajas presiones y aire frío que rodean el Polo Norte, con fuertes vientos en sentido contrario a las agujas del reloj, conocidos como corrientes en chorro, que atrapan el frío alrededor del Polo”.

Explica que “las alteraciones en las corrientes en chorro y la entrada de masas de aire más cálidas a media latitud pueden alterar la estructura y la dinámica del vórtice polar, enviando el aire del Ártico hacia el sur a latitudes medias y trayendo aire más caliente al Ártico”.

La nota aquí.