CIUDAD DEMÉXICO., 4 de diciembre de 2018.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, señaló que la imposición de delegados federales en las entidades no sólo representa una fractura en la relación con los Ejecutivos locales sino un retroceso en seguridad y justicia.

El mandatario emanado del PRD dijo que un acuerdo del Pleno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) solicita a los delegados federales no se involucren en temas de seguridad y procuración de justicia y operación de programas sociales,por lo delicado y sensible que son ambas áreas.

“Nosotros no consideramos prudente que estas mismas personas, responsables de programas sociales, como están llamados en programas sociales, sean también los secretarios técnicos de las comisiones de seguridad”, recalcó el gobernador minutos antes de fijar su postura en la reunión de la Conago, que contará con la presencia del presidente de la República, Andrés Manuel LópezObrador.

La nota aquí.