Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Funcionario autorizó construir en zona inundable de Acapulco, denuncian

Sergio Robles/Quadratín
 
| 16 de Julio de 2017 | 21:04
 A-
 A+

ACAPULCO, Gro., 16 de julio de 2017.- Habitantes del conjunto residencial Paraíso Diamante en el poblado de San Pedro Las Playas en esta ciudad, denunciaron que el funcionario municipal, Sabás Arturo de la Rosa Camacho autorizó construir en zona inundable.

Los inconformes mostraron documentos donde se muestra el Atlas de Peligros Naturales de Acapulco con versión actualizada en diciembre de 2009 y donde se comprueba que el residencial Paraíso Diamante se ubica en una zona inundable y que fue afectado totalmente en  2013 con los fenómenos naturales Ingrid y Manuel. No obstante, pese a ello en junio de 2016, el coordinador de  Protección Civil y Bomberos del Ayuntamiento, volvió a autorizar la construcción de esta unidad habitacional.

Según los denunciantes, el coordinador De la Rosa Camacho firmó un documento que estipula que “el conjunto residencial Paraíso Diamante localizado en carretera Acapulco-Pinotepa Nacional, número 4, poblado de San Pedro Las Playas, son factibles de ser edificados, fraccionados y comercializados”, pero, cuando uno de los habitantes solicitó un dictamen de afectación porque decidió traspasar su vivienda, el funcionario especificó en otro documento que ” se considera inundable el conjunto residencial Paraíso Diamante y está en riesgo poniendo en peligro la integridad de sus ocupantes”.

En entrevista, una de las afectadas, quien no quiso proporcionar su nombre por temor a represalias, dijo que fue víctima de una estafa, puesto que invirtió una fuerte cantidad de dinero al adquirir su casa y la cual ahora no puede vender porque otras personas no se van a arriesgar a comprar una vivienda que pueden perder en su totalidad por las lluvias, además de que pone en riesgo la integridad de los habitantes.

Mencionó que ella solicitó el dictamen de afectación, primeramente porque decidió cambiarse de domicilio y en segundo porque durante las lluvias de septiembre de 2016, las cuales no fueron tan fuertes, de inmediato ocasionaron inundaciones en el fraccionamiento, motivo por el cual comenzaron a generarse dudas e inconformidades.

Ahora los vecinos se encuentran preocupados y advierten con llegar hasta las últimas consecuencias, toda vez  que adquirieron sus viviendas bajo engaños y temen que durante la presente temporada de tormentas y huracanes, sean víctimas de inundaciones y pierdan su patrimonio o hasta su vida.