ACAPULCO, Gro., 3 de febrero de 2019.- La alcaldesa Adela Román Ocampo informó que por decisión de “las altas esferas”, desde este domingo policías federales de la división Gendarmería dejaron el puerto.

En entrevista en las instalaciones de la Terminal Marítima de Acapulco previo al primer recorrido del crucero Magellan, Román Ocampo reconoció que quedarán muy pocos agentes de la corporación, pese a los altos índices de inseguridad y violencia que se viven en la ciudad.

Fuentes oficiales de la Policía Federal informaron a Quadratín, que sólo seis gendarmes permanecerán en el puerto, ya que a los demás los enviaron a Tijuana a resguardar a la caravana de migrantes centroamericanos que pretende llegar a Estados Unidos, lo cual ocasionó molestia de los oficiales, porque consideraron más importante apoyar en la seguridad.

Por otra parte, del ataque que dejó un estadounidense muerto y otro herido dentro de una casa, donde también se localizó un laboratorio de procesamiento de droga en la colonia Vista Hermosa, Román Ocampo dijo que toca a la Fiscalía dar la información del caso y detener a los culpables.

“No eran turistas, eran personas que ya tenían tiempo viviendo en la colonia Vista Hermosa, del móvil de cómo sucedieron los hechos invitaría a entrevistar al fiscal que tiene todos los datos de qué es lo que encontraron en la casa y qué es lo que pasó”, justificó.

Cuestionada sobre la invitación del gobernador Héctor Astudillo Flores en cuanto a que el gobierno municipal también invierta en la construcción del C-5, la alcaldesa dijo que “vamos a analizarlo, porque logré a través de los diputados locales 300 millones de pesos para seguridad de Acapulco; lo vamos a definir con el Cabildo y con la Comisión de Seguridad Pública, porque nosotros también necesitamos tener nuestro C-4 fortalecido”.

Por otra parte, de la reunión que tuvo este sábado con el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien compartió una fotografía a través de sus redes sociales, expresó que no era exclusivamente ella la que estaba ahí, ya que también había otros actores políticos, como los diputados federales que integran la Comisión de Justicia, donde abordaron temas de interés para Acapulco.

A pregunta expresa de si verían mal este tipo de reuniones, tanto Morena como la sociedad, la alcaldesa aseguró que no, ya que ella es una persona de izquierda, que conoce a muchos personajes y políticos de los diferentes partidos, además que con el ex gobernador tiene una relación de respeto.