OMETEPEC, Gro., 31 de enero de 2019.- Desde hace dos días inició la reparación de un registro de aguas negras colapsado, lo cual representa un foco de infección para los vecinos de las calles Miguel Hidalgo y Hermenegildo Galeana, en el barrio de La Hontana, en este municipio.

En entrevista, la ingeniera Ana Iris Coronado Solano, quien dijo ser de la oficina de Alcantarillado, Drenaje y Saneamiento de Ometepec, explicó que se logró desazolvar, pero “al parecer al meterle la varilla se siente como un tabicón, entonces no se logró sacar, por eso es que ahora se va a romper para encontrar el tubo y extraer lo que está obstruyendo”.

Culpó a vecinos de La Hontana de ser los responsables de tapar la tubería, ya que dijo, no tienen una cultura del manejo de los desechos orgánicos e inorgánicos. “Las personas todo lo tiran al canal, si usted va, va a encontrar de todo, desde bolsas de basura, papel higiénico”, criticó.

Como no pudieron desazolvar la tubería, los trabajadores del Ayuntamiento procedieron a romper el concreto durante dos horas, sin embargo sólo empeoraron la fuga de aguas negras, que ahora sale a borbollones.

Esta situación provoca la molestia generalizada de todos los vecinos cercanos al encauzamiento de La Hontana, pues tienen que soportar los malos olores. En la esquina que conforman las calles Miguel Hidalgo y Hermenegildo Galeana, que es donde se encuentra la alcantarilla, hay un gran charco que tienen que cruzar los peatones.