ACAPULCO, Gro., 20 de octubre de 2019.- La dirigencia estatal de Morena acusaron que la cancelación de ocho asambleas en distintos municipios fue a causa de gente ajena al partido “que tuvo el propósito político de sabotear” la elección de 45 mujeres y 45 hombres para las consejerías estatales en nueve distritos.

A través de un comunicado, informaron que dicho acontecimiento atenta contra los principios del partido que siempre está abierto al diálogo y a las sanas discrepancias.

“Ante estos hechos vergonzosos, nuestra verdadera militancia morenista se replegó, no por cobardía sino porque por años nos hemos conducido en la Resistencia Civil Pacífica y en la no-violencia, porque aspiramos a consolidarnos como una fuerza apegada a nuestra filosofía humanista, que desde luego los infiltrados nunca entenderán” dice el comunicado.

Reconocieron que la organización y las sedes que se propusieron para la celebración de las asambleas fueron rebasadas en su capacidad para albergar a la militancia que acudió a votar, situación que fue proyectada y no se tomó en cuenta.

“En ese sentido, los responsables de la organización en donde se presentaron estos casos tendrán que asumir su responsabilidad y serán los órganos institucionales quienes habrán de definir la ruta a seguir”, indican.

Destacaron que durante años se han organizado múltiples actividades sin ninguna incidencia a pesar de hacerse con un mínimo de recurso.

“Hoy que gente sin experiencia y sin apego a la militancia es responsable, surgen estos problemas que apenan a miles de militantes; por ello solicitaremos que se transparente la aplicación de recursos en estas asambleas pues nuestro partido Morena en este 2019 tiene asignados recursos por casi 42 millones de pesos por concepto de prerrogativas y no vimos que se canalizaran en este esfuerzo tan importante como eran las asambleas de este 20 de octubre”, afirman.

El documento está firmado por la delegada estatal, Nora Velázquez Martínez y el presidente del Consejo Estatal, Luis Enrique Ríos Saucedo.