CHILPANCINGO, Gro., 23 de abril de 2020.- En esta capital del estado donde hasta el mediodía se reportan al menos 31 casos positivos de coronavirus, 22 sospechosos y tres defunciones, los habitantes continúan saliendo a las calles y negocios del Centro permanecen abiertos.

En el tercer día de la fase 3, la más complicada de la emergencia sanitaria, se observó que en calles céntricas circulan autos particulares y públicos, además de que varios negocios de productos no indispensables volvieron a abrir sus puertas, a pesar del llamado del gobernador Héctor Astudillo Flores, de quedarse en las casas.

Tiendas de ropa, estéticas, dulcerías, ferreterías, cafeterías, zapaterías, compañías de telefonía celular, casas de empeño, tiendas de abarrotes y restaurantes reciben a clientes.

Encargados de estas tiendas indicaron que a pesar de las bajas ventas, los dueños de los negocios no han cerrado porque ninguno de los tres órdenes de gobierno los ha apoyado para subsistir durante la cuarentena.

En un momento del día, en las avenidas Benito Juárez, Ignacio Ramírez y Juan Álvarez, se produjo tráfico vehicular, ante lo cual agentes de Tránsito tuvieron que intervenir para agilizar la movilización.

Pocos ciudadanos aplican las medidas de prevención como el uso del cubrebocas. En el Centro se mantienen las actividades diarias, mientras que el flujo de personas ha disminuido en barrios y colonias.