ACAPULCO, Gro., 1 de febrero de 2017.- Una jueza de Guerrero giró una orden de aprehensión en contra del diputado local del PRI, Saúl Beltrán Orozco, por el delito de homicidio calificado de un trabajador del Ayuntamiento de San Miguel Teloloapan, cuando era presidente municipal.

De acuerdo con lo informado por Denise Maerker en su noticiero 10 en punto, el pasado 24 de septiembre de 2014, José Antonio Zeferino Gil, empleado de Catastro de la presidencia municipal de Teloloapan, fue sacado de su casa por un grupo del crimen organizado y policías municipales.

Al día siguiente, el padre de la víctima, José Zeferino Vergara, fue a ver al entonces alcalde Saúl Beltrán Orozco quien le dijo “mira, ya no vas a volver a ver a tu hijo”, según declaró en el Ministerio Público, por lo que “entendí que me quiso decir que ya lo habían matado”.

Dos días antes de desaparecer, Zeferino Gil atestiguó el secuestro de José Ascención Acuña, párroco de la iglesia de Totolapan, quien ofició el bautizo en el que Raybel Jacobo de Almonte, alias El Tequilero, y Saúl Beltrán Orozco se volvieron compadres.

De acuerdo con la declaración ministerial de Perla García, policía de San Miguel Totolapan durante la administración de Beltrán Orozco y actualmente detenida, acusada de secuestrar y asesinar al sacerdote, fue el priista el que ordenó matar al religioso “por problemas que tenía con él”.

“Lo fuimos a sacar de la iglesia el 22 de septiembre de 2014”, dice, y agrega que cuando entraron al recinto religioso también iba llegando José Antonio Zeferino Gil, quien vio cómo se llevaron al cura, por lo que el entonces presidente Saúl Beltrán ordenó “que lo desapareciéramos para que no hablara”.

Beltrán Orozco fue presidente de San Miguel Teloloapan de octubre 2012 a 2015. Actualmente es diputado local por el PRI y ha sido acusado de ser compadre del líder criminal El Tequilero, así como de avisarle de las estrategias del gobierno y de asesorarlo.

La orden de aprehensión en su contra, girada el pasado 9 de enero, no ha sido ejecutada debido al fuero que posee por ser legislador.