CHILPANCINGO, Gro., 7 de noviembre de 2016.- El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena sostuvo que su gobierno no puede actuar contra los grupos armados de la UPOEG y el FUSDEG que operan en El Ocotito.

Leyva Mena aceptó que la tensión entre la UPOEG y el FUSDEG continua muy fuerte, pero aseveró que en la zona se ha desplegado un dispositivo de la Policía Estatal, sin embargo la responsabilidad es del gobierno federal “nosotros solamente contribuimos para crear buen ambiente, buenas condiciones para que no exista violencia entre ellos”.

“Estamos tanto el gobierno municipal, como estatal y federal tratando de implementar una ruta que destensemos el conflicto.  Acabo de tener una plática con Bruno Placido (líder de la UPOEG) para ir destensando el conflicto y vamos avanzando”, detalló.

Agregó que el gobierno del estado y la Federación tienen un plan para resolver el conflicto entre la UPOEG y el FUSDEG, mientras que el gobierno local, dijo, ha sostenido unas 40 reuniones con ambas corporaciones.