CIUDAD DE MÉXICO, 28 de enero 2018.-El Papa Francisco resaltó la importancia de la Virgen María para el cristiano al celebrar este domingo, en la Basílica Pontificia de Santa María la Mayor, en Roma, la Misa con motivo de la Fiesta de la Traslación del Icono de la Protectora del Pueblo Romano.

Recordó que fue el mismo Jesús quien, sobre la cruz, dio a María a los discípulos como Madre y que, por lo tanto, el camino del cristiano debe sostenerse en ella porque “es un gran peligro para la fe vivir sin Madre”, según explica la Agencia Católica de Informaciones. }En la homilía, Francisco reflexionó sobre las palabras de la antífona mariana más antigua que se reza en la Iglesia: “Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no deseches nuestras súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!”.

La nota aquí.