ACAPULCO, Gro., 4 de abril de 2019.- El diputado Celestino Cesáreo Guzmán calificó como grave el anuncio que hizo el jefe de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), Rafael Marín Mollinedo, quien dijo se está considerando desaparecerlas.

A través de un boletín, Cesáreo Guzmán indicó que la sola mención del funcionario federal, que el pasado 26 de marzo puso en duda la continuidad de la estrategia federal, genera una incertidumbre innecesaria para Guerrero y Michoacán, respecto al proyecto en marcha entre ambas entidades.

El legislador advirtió que el gobierno federal no puede cancelar de un plumazo este proyecto, toda vez que se sustenta en la ley y para detener las zonas económicas debe pasar por el Congreso de la Unión para derogar el ordenamiento.

Refirió que el primero de junio de 2016 el Diario Oficial de la Federación publicó el decreto por el que se expide la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, en la que se establece la operación de las ZEE para impulsar el crecimiento económico sostenible que, entre otros fines, reduzca la pobreza, permita la provisión de servicios básicos y expanda las oportunidades para vidas saludables y productivas en las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social.

El diputado local perredista advirtió que los costos económicos y sociales de una eventual cancelación del proyecto detendrían el despegue económico de la región sur pacífico, y añadió: “lo menos que esperamos de la federación es un trato excluyente que ponga en duda el Pacto Federal”.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la 62 Legislatura finalizó diciendo que la desaparición de las zonas económicas especiales, “tendría graves repercusiones para nuestra entidad, por el retiro que implicaría de inversiones locales y extranjeras; la pérdida de la generación directa e indirecta de empleos”.