CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto de 2016.- Luego de que el pasado 15 de agosto, el Presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, pidió a la Secretaría de Gobernación (Segob) sancionar a la Iglesia Católica por involucrarse, en lo que el legislador consideró,  “terrenos que no le corresponde”, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar advirtió que es muy grave llamar a la represión contra una institución que sólo ejerce dos derechos fundamentales: el de expresión y el de libertad religiosa.

A través del portal Desde la fe, la Iglesia católica criticó los señalamientos en torno a su postura por la iniciativa  a favor del matrimonio igualitario.

“Con esa declaración, lo único que hace el Sr. Zambrano es denigrar a la Cámara de Diputados que preside, pues ésta debe ser un lugar abierto para el diálogo y la conciliación de ideas, no para la represión de las mismas”, puntualizó Hugo Valdemar. Señaló que el PRD, al cual pertenece Zambrano, ha sido un enemigo de la Iglesia y ha buscado “destruir a las familias con iniciativas a favor de la muerte, como el aborto, dar a los niños en adopción a parejas homosexuales, legalizar la mariguana y demás drogas en contra del desarrollo integral de los jóvenes, etcétera”.

La nota aquí.