CHILPANCINGO, Gro., 23 de octubre de 2018.- El comandante de la Novena Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez, consideró que se ha dado “un pequeño repunte” en hechos violentos en Acapulco en donde, informó, se busca crear un Grupo de Coordinación Especial.

En entrevista en la 35 Zona Militar de Chilpancingo, el responsable del Ejército en Guerrero informó que ya ha habido acercamientos con la alcaldesa Adela Román Ocampo para la creación de dicho grupo que servirá para trabajar en coordinación y atender con mayor especificación a la población acapulqueña.

Rico Gámez atribuyó el aumento de actividades delincuenciales a que no se han podido conformar policías municipales firmes y con principios institucionales, por lo que consideró que se deben aprovechar los cambios en autoridades para crear con ellas agentes que realmente cumplan con su deber preventivo.

Ante cuestionamientos, dijo que él no puede garantizar que las policías no estén vinculadas a grupos delincuenciales o que todo sea perfecto, sin embargo señaló que se buscará trabajar con las autoridades municipales.

El comandante reiteró que se tienen identificados cuatro grupos que operan en Acapulco, pero aseguró que no puede dar detalles de ellos.

Respecto a los secuestros e intentos de rapto que se han reportado en planteles de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) en el puerto, Juan Manuel Rico indicó que aunque el Ejército no se deslinda de la responsabilidad de dar seguridad, ese es un tema que le corresponde atender de manera preventiva a la policía municipal.

Precisó que con el actual despliegue en las unidades académicas suman entre 245 y 250 escuelas vigiladas por militares, aunque dijo no poder revelar el número de efectivos que participan en esa operación.

Sobre si se desplegarían dispositivos similares en otros municipios, el comandante dijo que no sería lo correcto pues lo que deben hacer los guerrerenses es buscar condiciones de paz, y afirmó que en el estado los habitantes “se alteran muy rápido” y generan problemas, pues incluso conflictos personales los llevan a otro nivel.