ACAPULCO, Gro., 21 de marzo de 2019.- La profesora e investigadora de la Universidad de Guanajuato, María Aidé Hernández García aseguró que en 12 congresos locales se incumple con la paridad de género, siendo el de Puebla, el caso más grave.

En entrevista para Quadratín después de presentar su libro ¿Es la paridad una realidad en los congresos estatales?, Hernández García, quien forma parte de la Red de Investigación Sobre Mujeres en la Política, dijo que para este proyecto, se investigaron los perfiles de los diputados, su experiencia y trabajo, así como los puestos que ocupan al interior del órgano legislativo.

 Explicó que fueron objeto de estudio Chihuahua, Sinaloa, San Luis Potosí, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Guerrero, Oaxaca, Campeche y Puebla, en el caso de este último, es donde es más grave el incumplimiento de la paridad de género.

“Se pretende hacer esa comparación en los 12 estados, para comprobar a nivel nacional si ya existe una igualdad sustantiva o una igualdad a partir de la cuota de género, la conclusión que pudimos hacer es que no logra esta igualdad sustantiva”, expresó.

Agregó que la mayoría de las mujeres que están más preparadas, no están en comisiones importantes o en la Junta de Coordinación Política, las cuales siguen siendo dominadas por hombres. “Las mujeres seguimos trabajando la doble jornada de trabajo, a diferencia de los hombres en el Congreso, y hacerse caso de sus hijos, este tema también salió”, detalló.

“La mujer está trabajando, preparada, además se le critica más, se le exige más en el tema de vestimenta, de trabajo, se le sigue a veces discriminando, pero ha salido que las mujeres son más críticas con las mismas mujeres, eso se trata el libro”, abundó.

Dijo que en el caso de las candidaturas aún persiste una cultura machista, no exclusivamente por parte de los hombres, sino que también hay casos de mujeres que continúan con los mismos patrones.

“El estudio para una candidata es más minucioso que para un hombre, de hecho primero se eligen a los hombres y después a las mujeres, porque también tienen que ver que los grupos de los hombres estén dados, sino un hombre poderoso manda a la hija, esposa o a quien sea pero de su grupo, hoy todavía los hombres siguen designando quiénes van, ese es el tema que hay que trabajar, no debe de ser así, debe de ser una elección democrática, que sean criterios homogéneos y claros para hombre y mujer”, finalizó.