MÉXICO, DF, 7 de mayo de 2015.- De 2003 a 2011, la empresa alemana Heckler & Koch vendió a México 9 mil 472 fusiles de alto poder G 36; sin embargo, 4 mil 767 de estos se distribuyeron de forma ilegal por Guerrero, Jalisco, Chiapas y Chihuahua, de acuerdo con el informe final de la Unidad de Delitos Aduaneros de Colonia, Alemania (ZKA) que publicó la prensa europea.

En sus destacados de este jueves, Sinembargo escribió que la firma no sólo violó leyes de comercio y de armas, sino además una prohibición de vender a esas entidades mexicanas.

Los medios Süddeutsche Zeitung, NDR y WDR retomaron el informe presentado en septiembre de 2014 e informaron que los agentes aduaneros pidieron que las autoridades alemanas demanden al menos a cinco ex directivos y varios empleados de Heckler & Koch por violar el control de armas de guerra y la ley de comercio exterior.

La policía en estas zonas (Jalisco, Guerrero, Chiapas y Chihuahua( se considera corrupta y pueden cooperar con los cárteles de la droga. No se deben utilizar bajo ninguna circunstancia armas alemanas”, informaron los investigadores de las aduanas a los directivos de Heckler & Koch.

Además, propusieron que la empresa de armas pague una multa de tres millones de euros, la cifra que obtuvo por las ventas ilegales.

Tras los resultados del informe, el ministro federal de Alemania, Sigmar Gabriel, urgió controles más estrictos para las exportaciones de armas, puesto que el gobierno germano también se ve afectado por “las consecuencias de los escándalos de los últimos años”.

Sigue el reportaje en http://www.sinembargo.mx/