Después de la presentación de menores de edad adiestrados y armados en Alcozacán, municipio de Chilapa, el gobernador de Guerrero Héctor Astudillo, tomó la iniciativa de trasladarte a esa comunidad para sostener una mesa de trabajo con las autoridades locales y  mandos de la Policía Comunitaria CRAC PF.

Días después, se instaló la Mesa Regional para la Construcción de la Paz en Chilapa, con el propósito de atender el problema de la violencia en las comunidades nahuas, con la participación de funcionarios federales estatales y municipales, en seguimiento a los acuerdos suscritos en materia de seguridad, procuración de justicia, derechos humanos, educación, salud, obras y programas de carácter social.

La determinación de los tres órdenes de gobierno de atender de manera focalizada la problemática en la montaña baja, es una estrategia que puede funcionar y dar resultados como proyecto piloto y multiplicarse en las siete regiones y sierra de Guerrero.

En reciente colaboración sostuve que es importante hacer el acompañamiento para llevar a Guerrero a los indicadores socio económicos de la media nacional con planeación, programación y ejecución estratégica transexenal que ataque de manera multifactorial el atraso que por décadas hemos tenido, ya que, mientras no se tenga una determinación especial y directa del ejecutivo federal en aplicar políticas públicas orientadas a llevar a Guerrero a los indicadores de la media nacional, no se resolverán los problemas vigentes.

Es necesario insistir a la federación en el impulso y creación de proyectos estratégicos; fomentar y diversificar la economía, más allá del presupuesto anual que se ejerce en programas asistencialistas.

Guerrero visto desde la federación debe atenderse a fondo, de manera integral con inversión pública y privada estratégica, repito, transexenal, para salir del rezago que por décadas ha permanecido, a diferencia de los estados del centro y norte de la república, dónde se ha concentrado la mayor y mejor inversión diversificada para el desarrollo y crecimiento económico. ¡Guerrero lo merece! y el tiempo apremia.

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.