ACAPULCO, Gro., 16 de octubre de 2016.- El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos expresó que a un año de que Héctor Astudillo tomara posesión como gobernador “ha habido señales de mejoramiento” en Guerrero.

En conferencia de prensa en la arquidiócesis del puerto, Garfias Merlos sostuvo que a pesar de que durante la administración de Astudillo Flores “ha habido altas y bajas”, el empeño que ha tenido el gobierno estatal ha hecho que esté “más tranquilo el estado”.

No obstante, el arzobispo reiteró que la situación de violencia que se vive en el estado sigue palpable, ya que a pesar de que las estadísticas señalan una disminución de los hechos delictivos, la percepción de la sociedad respecto a ésta, continua.

Ante ello, aseguró que para disminuir esta percepción de inseguridad se necesita que los medios de comunicación sean “más objetivos” para transmitir la información, sin amarillismo y que las autoridades sean “más objetivas” para dar los informes más rápidos.

“No es algo que se pueda cambiar de un momento a otro, pero es algo que podemos ir haciendo; un proceso de cambio de esa percepción, a base de señales de que se están atendiendo a las personas y se está atendiendo éstas situaciones coyunturales y emergentes de la sociedad”, concluyó.