CHILPANCINGO, Gro., 23 de junio de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores consideró que un punto fundamental en el reparto del fertilizante es saber qué se hará con los campesinos que este año no recibirán el producto de parte del gobierno federal, pues ni el gobierno del estado ni los ayuntamientos tienen recurso para ello.

En entrevista en el municipio de Eduardo Neri (Zumpango), el gobernador dio detalles del programa de fertilizante del año pasado del cual, informó, a la fecha ya se había entregado en 100 por ciento a 328 mil productores.

Detalló que en 2018 se adquirieron 203 mil toneladas contra las 110 mil que compró la Sader para este año, lo que representa 56 por ciento. Dijo que lo entregado a la fecha corresponde solo a 12 por ciento de lo entregado el año pasado.

Informó que en próximos días se reunirá con el secretario de Agricultura, Víctor Manuel Villalobos Arámbula a quien le hablará del faltante lo cual, dijo, es el tema principal, pues tanto el gobierno del estado como los municipales reorientaron los recursos de ese programa.

El gobernador dijo que el tema se complica más cada día pues las lluvias ya se normalizaron lo que genera una presión más fuerte, incluso para la semilla mejorada que se trajo, pues se puede perder la posibilidad de utilizarla.

Dijo que otro problema que ha traído la situación del fertilizante es que se tienen a la Policía Estatal de resguardo en las bodegas, para evitar acciones incorrectas.

Por otra parte, el gobernador lamentó la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) pues dijo que ahora tendrán que moverse con sus propios recursos que son limitados; informó que la semana pasada estuvo en Miami para reunirse con dos navieras para insistirles que mantengan sus cruceros en Acapulco y Zihuatanejo.