ACAPULCO, Gro., 25 de agosto de 2017.- El comandante de la Novena Región Militar Germán Javier Jiménez Mendoza aseguró que en lo que va del año en Guerrero y como parte del programa de canje han recibido 200 armas, en su mayoría largas, además que tan sólo en la región Costa Grande recopilaron 25 granadas de fragmentación.

Consideró que resulta relevante el caso de las 25 granadas, “esas granadas son muy peligrosas, porque es un artefacto inestable, porque en cualquier momento puede estallar, dicen que tienen mucho tiempo y no ha pasado nada, en un rato hace calor, le cae una descarga eléctrica y se han dado muchas desgracias”.

Detalló que en importancia son más las armas largas, “que son las que más daño hacen a la sociedad”, aunque por número es mayor la cantidad de cartuchos, “es cierto que algunas armas ya no sirven, pero si les echan aceite o las arreglan pueden provocarnos muchos problemas o accidentes al interior de las casas”.

El general afirmó que dicho programa es permanente, aunque depende mucho de los recursos que pueda destinar el gobierno para comprar los electrodomésticos, también “tenemos hoy en día en algunos municipios de la Costa Chica y también en La Montaña”, y se busca evitar que haya violencia a nivel nacional y mejor canjearle las armas por algo más productivo.

Jiménez Mendoza llamó a las personas que deseen cambiar sus armas a que es necesario que se acerquen a cualquier instalación militar, pero que también poseen dos puntos específicos uno en San Marcos y otro en Tlacoachistlahuaca, mientras que del registro de armas por empresarios dijo que ha sido mínima, aunque expresó que en la región sólo dan asesoría.