TOLUCA, Edomex, 20 de marzo de 2017.- Después de acusarlo de atentar contra sus usos y costumbres, vecinos del poblado de El Cerillo Vista Hermosa corrieron al párroco y tomaron el control de su iglesia; dijeron que no permitirán que cambie sus tradiciones.

Este lunes, unos 200 vecinos llegaron a la parroquia para sacar al  sacerdote Joel Domínguez, por las acciones que está emprendiendo desde hace por lo menos tres años, cosa que no van a aceptar, por lo que exigen sea destituido, colocaron cadenas en los accesos y no van a dejar que ingrese a la capilla.

Apenas el fin de semana, la comunidad celebró la fiesta patronal de San José, pero se registró un incidente que fue el motivo que derramó el vaso de agua para pedir la remoción del clérigo, después que cinco personas resultaran heridas tras la explosión de pirotecnia en la iglesia.

“Quiere cambiar nuestras costumbres, no vamos a permitir eso, desde que nuestros padres fundaron esta colonia las tenemos y no vamos a aceptar otra distinta; luego cobra cifras elevadas por las misas, ya estamos hartos, no lo vamos a dejar entrar”, dijo un habitante.

Más información aquí.