CHILPANCINGO, Gro., 23 de febrero de 2015.- Aproximadamente 350 habitantes de las comunidades de Mochitlán y Quechultenango, iniciaron una marcha sobre la carretera Chilpancingo-Colotlipa para pedir la salida de la Policía Comunitaria del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG).
El grupo de comuneros y transportistas de servicio público y carga pesada del municipio de Quechultenango, antes de iniciar la marcha hacia la comunidad de Petaquillas, donde se concentran los comunitarios integrantes del FUSDEG, bloquearon la carretera cómo medida de presión al gobierno.
La ciudadanía no pueden transportarse a su centro trabajo, ya que el servicio de taxis se encuentran en el bloqueo y amagaron con no quitarse de la arteria vial hasta que los gobiernos federal y estatal les den una respuesta favorable a su demanda.