ACAPULCO, Gro., 13 de agosto de 2020.- Un estudio preliminar publicado el 4 de agosto afirma que el coronavirus fue hallado en el aire a casi cinco metros de un enfermo sintomático en una habitación de un hospital de la Universidad de Florida en Gainesville, Estados Unidos.

Según reporta el diario español El País, los autores de esta investigación han demostrado que el coronavirus tiene la capacidad de infectar mientras flota en el aire.

“Las implicaciones para la salud pública son numerosas”, indicaron los autores, encabezados por el virólogo John Lednicky, de la Universidad de Florida.

Las gotículas respiratorias, principales culpables de la transmisión de la Covid 19, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tienen un diámetro de más de cinco milésimas de milímetro y caen pronto al suelo por su propio peso, aunque al evaporarse podrían producir aerosoles, de menor tamaño, que aguantan más tiempo en el aire.

“Para evitar la transmisión basada en aerosoles, tomar medidas como la distancia física de 1.8 metros no sería útil en un espacio interior y proporcionaría una falsa sensación de seguridad, provocando la exposición al virus y brotes”, subrayaron los investigadores.

El estudio, pendiente de aceptación en la revista de la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas, todavía no ha sido revisado de manera exhaustiva por investigadores independientes.

La OMS ya había advertido de la posible transmisión aérea del coronavirus en hospitales, pero sólo tras procedimientos médicos que generan aerosoles, como la intubación traqueal de un enfermo.

En el hospital de Florida, los pacientes no habían sido sometidos a ninguna de estas técnicas: eran sólo dos personas contagiadas hablando o tosiendo en una habitación sin ventanas, pero ventilada. El aire se cambiaba seis veces cada hora con filtros de partículas.