ACAPULCO, Gro., 22 de agosto de 2019.- El contralor general del ayuntamiento porteño, Francisco Torres Valdez, informó que hay otros seis procedimientos en contra de funcionarios y servidores públicos de la administración municipal pasada, entre ellos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) y del Registro Civil de Lomas de Chapultepec.

En entrevista después de la comparecencia del ex coordinador de Protección Civil y Bomberos de Acapulco, Sabás Arturo de la Rosa Camacho, el contralor indicó que estos procedimientos están abiertos a la investigación, motivo por el que no podía dar más detalles.

“Hay, pero no puedo decirles todavía porque no están radicadas, hasta que ya haya citatorios, hay unas seis, entre ex funcionarios y servidores públicos. Tenemos un asunto burdo, es una oficialía del Registro Civil de Lomas de Chapultepec, se le encontró un faltante de 50 mil pesos y también ya se hizo la denuncia y se citó para el día miércoles 28 de agosto”, explicó.

Cuestionado sobre las declaraciones del secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Armando Javier Salinas, quien dijo que en la administración pasada se pagaron obras que todavía no están concluidas, como el nuevo edificio ubicado detrás de la catedral, el contralor dijo que ya dio instrucciones para que se le gire un oficio al funcionario e informe concretamente los problemas que existen y haga las denuncias correspondientes.

“Cuando sean irregularidades de los servidores públicos del municipio y exista un daño al erario municipal en forma considerable, daremos vista al fiscal para combatir la corrupción, es de carácter penal, cuando sean faltas graves que no trasciendan en el punto de vista económica, enviaremos el expediente al presidente del Tribunal de Justicia Administrativa, del daño al erario público arriba de 500 mil pesos en adelante se denunciarán penalmente”, detalló.

Por otra parte, mencionó que todavía hay tres auditorías que no han concluido de la administración del ex alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre, mientras que de la CAPAMA hay dos en proceso de terminar.

“Aquí no podemos actuar por el periodicazo, un telefonazo, tiene que ser por un documento, una petición, y debe de existir la formalidad con una denuncia”, concluyó.