ACAPULCO, Gro., 15 de noviembre de 2019.- El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno indicó que se mantendrá atento a las quejas promovidas ante esa instancia, por las víctimas de los grupos que se disputan territorio en Xaltianguis y sus alrededores, luego de que en un dispositivo autoridades de los tres órdenes de gobierno recuperaron el control del poblado.

Navarrete Magdaleno aseguró que los integrantes del Sistema de Seguridad de Xaltianguis (SSX) encabezado por Daniel Adame Pompa, quien forma parte de la familia conocida como Los Dumbos, estaban dedicados “a la acción delincuencial”, pues había denuncias por el cobro de cuotas a negocios y maestros.

“Mientras imperó el poder de estos grupos, mucha gente de la sociedad se involucró con ellos. Tendrá que pagar las consecuencias quien haya sido parte de esos grupos, eventual porque fue muy público, el transporte lo controlaban ellos, el transporte de motocicletas, pero detrás de todo eso había cuestiones turbias. Si alguien decide aceptar en ese negocio, en esas condiciones, tiene que estar aceptando su responsabilidad (…) quien a sabiendas de que estaba realizando actos salvajes ante la ley, tendrá que aplicarse la ley y eso le corresponde a la Fiscalía del estado”, declaró.

Navarrete Magdaleno sostuvo que en la pugna por el control de territorios entre grupos antagónicos de supuestas autodefensas, la sociedad “es la que más pierde” y mencionó a Tierra Colorada y Ocotito como ejemplo, donde además, han ocurrido muertes de personas que no están vinculadas con algún grupo confrontado.

Luego de que clausuró el conversatorio Sentencia Campo Algodonero, 10 años después, cuáles son los avances y cuáles son los pendientes, el ombudsperson convocó a los habitantes de comunidades que atraviesan ese tipo de condiciones a no involucrarse con algún grupo pues éstos son efímeros, “los grupos se van, se aniquilan entre ellos y los meten a la cárcel”.

De la operación que las autoridades realizaron el martes pasado en Xaltianguis, comentó que Los Dumbos desaparecieron de ese lugar, por lo cual algunas casas fueron devueltas a los propietarios.

De la denuncia por inacción de la CDHEG que hicieron el miércoles pasado habitantes desplazados afines a la UPOEG, grupo antagónico a Los Dumbos, respondió que el recrudecimiento de la violencia no es responsabilidad de esa instancia; no obstante que ha emitido las recomendaciones a los gobiernos, así como los exhortos a las procuradurías para que se apliquen las penas de acuerdo con los delitos que se cometieron.