PETATLÁN, Gro., 30 de agosto de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que hay alrededor de mil 100 familias afectadas por los daños que dejó la tormenta Hernán en la región de la Costa Grande.

En una visita de supervisión de daños, Astudillo Flores comentó que en el caso de La Unión se encuentra dañada la carretera hacia Coahuayutla en la comunidad Junta de los Ríos, a donde acudió acompañado del alcalde Crescencio Reyes Torres; en el lugar ya se encuentra maquinaria trabajando para restablecer la comunicación.

En Petatlán donde hay alrededor de 700 familias afectadas ya se brindó ayuda alimentaria, colchonetas y brigadas de salud, además de 15 pipas por parte del gobierno del estado y 15 del municipio que dan servicio de agua potable.

Indicó que la cantidad de agua que cayó el pasado jueves fue mayor a lo ocurrido en la tormenta Igrid y Manuel en el 2013, lo cual originó daños en viviendas, calles y vías de comunicación principalmente en la sierra.

El gobernador agregó que el miércoles y jueves regresará para revisar los avances y las entregadas de ayuda las familias afectadas.

El director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), Arturo Palma Carro informó que las cinco captaciones agua potable que tiene Petatlán en las colonias de Las Mesas y Barrozal resultaron afectadas y está esperando que baje el agua para actuar y se estima que en 15 días quede restablecido el servicio.

Por su parte, el alcalde Esteban Cárdenas Santana dijo que se buscará la reubicación de las personas que viven junto al río de Petatlán.

“En esta ocasión afortunadamente no hubo pérdidas humanas y pudimos avisarles a tiempo para que se salieran de sus casas antes de que se inundaran”, añadió.

Finalmente agradeció el apoyo del gobernador, Héctor Astudillo Flores así como a cada uno de los Secretarios que han estado pendientes.